El albedo de la Tierra: nuevos datos

Nuevos datos sobre la variabilidad de la reflectancia de la Tierra en los últimos 16 años

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 26 May 2016 - 16:05 UTC

El albedo de la Tierra, o reflectancia, es un parámetro fundamental atmosférico que tiene profundas implicaciones para la temperatura y el cambio climático. Por esa razón, se han realizado experimentos para su seguimiento durante las últimas dos décadas para revelar cómo evoluciona. Una de ellas, en la que el Instituto de Astrofísica de Canarias es un participante,  ha puesto al día las observaciones realizadas desde el año 2007 y se suma  para dar un nuevo registro sistemático de albedo de la Tierra que abarca el período entre 1998 y 2014 desde California.

Este estudio, cuyo primer autor es investigador del IAC Enric Palle, ha sido publicado en Geophysical Research Letters, y muestra que aunque el albedo fluctúa, tanto mensual como anualmente, pero no hay una tendencia a lo largo de esos años.

El efecto del albedo es importante para la vida en la Tierra, ya que afecta el balance de energía del planeta: desempeña un papel clave en el proceso por el que el planeta logra un equilibrio entre la radiación solar que entra en la atmósfera y la radiación emitida en forma de calor en el espacio.

Para comprobar cómo el albedo ha evolucionado, desde la década de 1990 se ha medido desde el espacio con instrumentos tales como ERBE y Ceres, cuyas estimaciones se realizan utilizando las mediciones fotométricas absolutas, lo que podría estar  afectado por cualquier degradación en el instrumento, mientras que estén en el espacio.

El Albedo De La Tierra: Nuevos Datos
Composición del brillo de la Tierra, la luz reflejada desde la Tierra a la cara nocturna de la Luna, y la figura que muestra las anomalías mensuales de albedo medio aparente entre diciembre de 1998 y diciembre de 2014. Las anomalías se calcularon sobre la media del período completo, anomalías  positivas se muestran en rojo y en azul las negativas. La desviación estándar promedio (error) de los datos mensuales también se indica en la esquina inferior derecha por simplicidad. Sólo se muestran los meses con un mínimo de 5 noches de observación. De noviembre 2005 a agosto 2006 varios meses de datos del brillo de la Tierra se han perdido debido a la sustitución de la cúpula del telescopio solar, mientras que el nuevo telescopio automatizado bajo una cúpula separada aún no estaba en funcionamiento. Imagen cortesía de Daniel López / IAC.  

Sin embargo, de manera complementaria para medir la reflectancia, que no sufre los mismos errores de calibración ya que es una medida relativa con respecto al suelo, usando telescopios que observan el brillo de la Tierra (la luz reflejada desde la Tierra a la cara nocturna de la Luna).

Este método ha sido utilizado durante el período de 1998 a 2014 desde el Big Bear Solar Observatory  (BBSO) en California, y también, desde el año 2007 desde el telescopio de brillo de la Tierra en el Observatorio del Teide (Tenerife), para medir este parámetro climático. Estas observaciones fueron dirigidas para aumentar la cobertura temporal de las mediciones, y la reducción de los errores de medición.

El resultado de este estudio es que, aplicando estrictos criterios de calidad de las mediciones del brillo de la Tierra, y después de volver a calibrar las mediciones tomadas desde el instrumento CERES en el espacio, las variaciones encontradas en el valor del albedo no sólo están de acuerdo en magnitud, sino también mostrar pequeñas variaciones anuales idénticas, en los 14 años que los dos tipos de observaciones  superpuestas.

Philip Goode, investigador líder en BBSO explica que "Aunque las mediciones que hemos realizado del albedo en los últimos 16 años  muestran variaciones mensuales y anuales, no hay prácticamente ningún cambio en el largo plazo. Esto también coincide con una estabilización en el temperatura  media del planeta”

Aún así, a pesar de un consenso que se ha alcanzado sobre los resultados de los dos tipos de mediciones, el origen de las anomalías no está del todo claro. "Tenemos que seguir los experimentos para medir este fenómeno con precisión y ver hasta dónde llegamos en unos cuantos años más.

Por ejemplo, la construcción de una red mundial de telescopios robóticos de todo el mundo o el lanzamiento de un micro-satélite dedicado al estudio del brillo de la Tierra nos dará datos para mejorar nuestro conocimiento de los cambios en el albedo, y ver cómo afectan al clima ", concluye Palle.

Trabajo de investigación en: "Earth's albedo variations 1998-2014 as measured from ground-based earthshine observations"

Esta entrada se publicó en Noticias en 26 May 2016 por Francisco Martín León
Publicidad