Naturaleza 1

Conviviendo con la naturaleza ¡Qué tiempos aquellos! Dr. Carlos Román Díaz, MéxicoNota de la RAM. Desde México nos escribe Carlos Román proponiéndonos y mostrándonos refranes, proverbios, dichos, fras...

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 28 Nov 2005 - 04:41 UTC

Conviviendo con la naturaleza ¡Qué tiempos aquellos!

 

Dr. Carlos Román Díaz, México

Nota de la RAM. Desde México nos escribe Carlos Román proponiéndonos y mostrándonos refranes, proverbios, dichos, frases, etc., relacionadas con la naturaleza, el medio ambiente y el tiempo. Aquí os presentamos el primer envío.

Un día nublado o un poco de luz solar tienen tanta influencia sobre muchos temperamentos, como las más recientes bendiciones o desventuras.

Joseph Addison, ensayista inglés 1672-1719

No hay, en mi opinión, nada más misterioso en la naturaleza que el instinto de los animales, que se alza por encima de la razón, y sin embargo se queda tan corta de ella.

Joseph Addison, ensayista inglés 1672-1719

Al invierno honesto, envuelto en nieve y con barba congelada, puedo acogerlo no sin cordialidad; pero ese largo aplazamiento de la promesa en el calendario, esa sombra lamentable de marzo y abril, esa ráfaga amarga que ultraja el honor de mayo, cuan a menudo me ha robado el corazón y la esperanza.

George Robert Gissing, crítico y novelista británico 1857-1903

Para el hombre de cuerpo sano y mente despejada no existe tal cosa como el mal tiempo; cada día tiene su belleza, y las tormentas que excitan la sangre sólo la hacen pulsar con más vigor.

George Robert Gissing, crítico y novelista británico 1857-1903

Debo bajar de nuevo al mar, al solitario cielo y mar, y todo lo que pediré es un barco alto y una estrella que seguir.

John Masefield, poeta británico 1878-1967

Hay placer en bosques desconocidos, hay arrobamiento en costas solitarias,

hay sociedad, donde nadie se inmiscuye, por el hondo mar la música ruge:

no amo poco al hombre, pero sí más a la naturaleza.

George Gordon, Lord Byron poeta británico 1788-1824

Sigue ondeando, oscuro y profundo océano azul, ¡ondea!

George Gordon, Lord Byron, poeta británico 1788-1824

La primera caída de nieve no es sólo un suceso, es un suceso mágico. Te vas a la cama en un tipo de mundo y te despiertas en otro muy distinto, y si esto no es un encantamiento, entonces ¿dónde puede hallarse?

John Boynton (J.B.) Priestly, escritor británico 1894-1984

El verano es delicioso, la lluvia es refrescante, el viento vigoriza, la nieve es estimulante; aquí no existe tal cosa como el mal tiempo, sólo diferentes clases de buen tiempo.

John Ruskin, crítico y escritor británico 1819-1900

El cargo más grave que puede imputársele a Nueva Inglaterra no es el puritanismo, sino el mes de febrero.

Joseph Wood Krutch, naturalista y maestro estadounidense 1893-1970

Sólo aquellos en cuya propia conciencia los soles salen y se ponen, las hojas retoñan y marchitan, pueden decir que están conscientes de lo que es vivir.

Joseph Wood Krutch, naturalista y maestro estadounidense 1893-1970

El paisaje es bello, pero la naturaleza humana lo es más.

John Keats 1795-1821

El rugido del viento es mi esposa, y las estrellas a través del cristal de la ventana son mis hijos.

John Keats, poeta británico 1795-1821

En la víspera de Saint-Agnes - ¡Ah! ¡Hacía un frío intenso!

Con todas sus plumas, el búho sentía frío.

Temblando por el pasto helado, la liebre cojeaba

Y en lanudo aprisco estaba el silencioso rebaño.

John Keats, poeta británico 1795-1821

Crear una pequeña flor es labor de siglos

William Blake, poeta británico 1757-1827

Plantar árboles es la cosa menos egocéntrica de todas las que podemos hacer. Es un acto de fe más puro que el de procrear hijos.

Thornton Wilder, escritor estadounidense 1897-1975

Sentarse a la sombra en un lindo día y observar el verdor es la renovación más perfecta.

Jane Austen, escritora británica 1775-1817

¡Ah los salvajes goces de la vida! Saltar de una roca a otra…el frío y argentino choque de zambullirse en las aguas vivientes de un estanque.

Robert Browning, poeta británico 1812-1889

¡Qué libro podría escribir un capellán del diablo sobre la torpe, derrochadora, disparatada, vil y terriblemente cruel obra de la naturaleza!

Charles Darwin, naturalista británico 1809-1882

Las leyes de la naturaleza testifican en vez de prohibir. Si violas sus leyes, eres tu propio fiscal, juez, jurado y verdugo.

Luther Burbano, horticultor estadounidense 1849-1926

Las estaciones…son lo que debería ser una sinfonía: cuatro movimientos perfectos en armonía entre sí.

Arthur Rubinstein, pianista estadounidense, polaco de nacimiento 1887- 1982

Quiero que la muerte me encuentre sembrando mis coles.

Michel Eyquem de Montaigne, ensayista francés 1533-1591

El otoño llega temprano por la mañana, pero la primavera al final de un día de invierno.

Elizabeth Bowen, escritora británica, irlandesa de nacimiento 1899-1973

En aquellas frescas temporadas del año, cuando el aire es tranquilo y placentero, sería un agravio y una insolencia contra la naturaleza no salir y ver sus riquezas y compartir su festividad con el cielo y la tierra.

John Milton, poeta inglés 1608-1674

Quien planta árboles ama a otros además de amarse a si mismo.

Proverbio Británico

Gracias a Dios, el sol se ha metido, y yo no tengo que salir y disfrutarlo.

Logan Pearsall Smith, ensayista estadounidense 1865-1946

No sufras no llores, recuerda la tormenta trae rayos y truenos pero siempre al terminar vuelve la calma.

Carlos Román Díaz, Médico pediatra 1957

Esta entrada se publicó en Reportajes en 28 Nov 2005 por Francisco Martín León
Publicidad