¿Un iceberg rumbo a Lanzarote?

El ingeniero francés Georges Mougin plantea acabar con la sed en África,  y otras partes del mundo remolcando icebergs desde Canadá,  haciendo escala en Canarias. Prepara un viaje piloto a Lanzarote en 2014

Diversas fuentes

El ingeniero francés Georges Mougin plantea acabar con la sed en África,  y otras partes del mundo remolcando icebergs desde Canadá,  haciendo escala en Canarias. Prepara un viaje piloto a Lanzarote en 2014

La noticia suele aparecer periódicamente y parece que desde otras partes del mundo se han interesado sobre el tema. Desde Australia se piensa hacer lo mismo pero arrancando el hielo en la Antártida pero la cosa no es fácil. El ingeniero francés se empeña.

La idea puede ser una locura a primera vista pero en el fondo es sumamente sencilla. Un iceberg puede contener 30.000 millones de litros de agua dulce, lo que sirve para el abastecimiento de 555.000 personas durante un año. Pues bien, ya en los años 70, el ingeniero francés George Mougin lanzó la propuesta de que se podrían remolcar estos gigantes de hielo desde Canadá a África, vía las Islas Canarias, para saciar la sed de sus habitantes.

Según recoge El Mundo, gracias a una simulación informática en 3D que le ha hecho la empresa Dassault Systems, ha demostrado que es posible y busca financiación para el proyecto. Con 86 años ha asegurado que realizará un viaje piloto en 2014. Primera parada, Lanzarote.

"Los icebergs son como embalses flotantes", repite el científico francés, para el que es un desperdicio imperdonable que este recurso se diluya en el océano cuando el iceberg se derrite. El viaje comienza el 3 de junio en Terranova y se ha calculado en la simulación para un iceberg de siete toneladas. Durante 141 días es remolcado a un nudo de velocidad y, a mediados de noviembre, llega a Canarias. Eso sí, con un 38 % de su volumen menguado por el calor. 

Cuerno de África

La iniciativa se ha puesto de actualidad debido a la terrible sequía que azota el Cuerno de África. En su primer intento, el francés recibió el apoyo del príncipe saudí Mohamed al-Faisal, que necesitaba agua para sus ciudadanos. En aquella ocasión, el propio impulsor del proyecto terminó desechando la idea, que era demasiado cara y arriesgada. Pero, entonces, ¿por qué volver a las andadas? Mougin considera que ahora los adelantes tecnológicos permiten predecir los efectos de las corrientes marinas sobre estos bloques de hielo durante el trayecto.

En estos años, además ha diseñado una especie de bolsa gigante que envuelve la parte sumergida del iceberg para evitar que se derrita el hielo. Esta falda protectora consta de cientos de bandas enormes de material geotextil aislante. Eso rematado con un flotador que rodea la pieza y la protege también del oleaje, que es el factor más erosionante de la aventura. El dispositivo necesita, además, un barco remolcador con una capacidad de tracción de 130 toneladas. Completa el convoy una cometa que hará el trabajo de una vela suspendida entre 100 y 300 metros de altitud, donde la intensidad del viento es más fuerte. Todo el entramado se une con una jábega (arte de red de pesca y arrastre) y diferentes cables.

George Mougin busca inversor para su proyecto. Necesita nada menos que diez millones de euros, aunque él asegura que en los siguientes viajes los costes caerían "drásticamente" y que, "a la larga, es más viable que otras técnicas como la desalinización". Vivir para ver.

¿Son los icebergs la solución de la sequía? Foto: Iceberg 1999 por M. A. Felton http://www.flickr.com/photos/[email protected]/1819837194/in/photostream/

Un ingeniero francés ha encontrado  una solución inusual para la sequía: Icebergs  remolcados desde las regiones polares para solucionar escaseces de agua crónicas en el cuerno de África, en donde más de 12 millones de personas están viviendo actualmente sin el agua potable.

George Mougin, 86 años, primero propuso la idea como graduado de  ingeniería a principios de los años 70. Junto con el  príncipe Saudí Muhammad al-Faisal y el explorador polar  Paul-Emile Victor, Mougin formó la compañía Iceberg Transportation International  y emprendió la investigación si era posible usar el agua dulce contenida en icebergs. Le dijeron en varias ocasiones que el proyecto era demasiado difícil y costoso.

“Están flotando depósitos de agua” dijo Mougin.

Pero en 2009, alguien lo tomó seriamente: La compañía francesa de Dassault Systems de informática se acercó a Mougin con una oferta para probar su teoría usando tecnología de simulaciones por ordenador. La simulación inicial mostró  un iceberg de 7 millones de toneladas que  fuera tirado desde Terranova a las islas Canarias. En la simulación, el iceberg  era protegido por un material geotérmico para cubrir la parte sumergida y evitar que se derritiera. En estas condiciones, un barco arrastrando el iceberg a la velocidad de un nudo, llegaría a su destino después de 141 días.

Casi el 70 por ciento del agua dulce del mundo está contenida en los casquetes glaciares polares y Groenlandia solamente, 40.000 icebergs se esparraman  y  se derriten en el Atlántico cada año. Un iceberg puede pesar hasta 30 millones de toneladas y proveer de agua a  medio millón de personas en un año. ¿Pero está esto realmente una solución viable?
Un plan  para  suministrar agua.

Las simulaciones iniciales sugirieron que el proyecto fuera irrealizable después de que el remolcador se atrapara en un remolino por un mes, divulgó Daily Mail. Pero cuando la fecha de salida fue cambiada a partir de mayo a junio, el remolcador podría terminar su viaje en 141 días con un coste de £6 millones. Este éxito ha da a Mougin esperanzado  ya que le permitirá pedir £2 millones para financiar un lanzamiento piloto el próximo año, remolcando un iceberg más pequeño desde el Antártico a Australia. 

¿Un precio demasiado alto a pagar? 

Fox News apuntó que el coste de la empresa sigue siendo prohibitivo. Para remolcar el iceberg desde Terranova a las islas Canarias costaría unos  6 millones libras. Robin Henry escribió en The Australian que los altos costes implicados en el proyecto han asustado previamente a los inversores. No es el único esquema ambicioso para la lucha contra la sequía  ya que hay otras sugerencias para la fabricación de la lluvia  a través de la siembra de nubes y la construcción de desalinizadoras para purificar el agua de mar. ”

Video sobre el proyecto: simulación

Esta entrada se publicó en Noticias en 15 Mar 2012 por Francisco Martín León