Tiempo esta semana: ¿dónde acabará la 'gota fría'?

Hace unos días hablábamos de una depresión que apuntaba a la Península Ibérica. ¿Nos afectará al final? Os contamos dónde habrá que sacar el paraguas y cuándo.

Juan José Villena Juan José Villena 18 Mar 2019 - 10:00 UTC
Paraguas
Habrá que sacar paraguas, pero muchos menos de lo esperado hace unos días.

Cualquiera diría que la primavera lleva más de un mes con nosotros por el paisaje floreado, las mangas cortas avistadas y los días claros. Pero no, oficialmente llegará en la noche del miércoles. Antes tendremos un último arrebato invernal provocado por una masa de aire polar que prometía mucho y que, al final, quedará en un envite muy descafeinado: algo más de frío, nubes y precipitaciones escasas, salvo en el Cantábrico oriental y Baleares.

La Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), o gota fría, está a punto de formarse. Eso sí, mucho más al este de lo previsto hace unos días. El rumbo ha ido virando del Golfo de Cádiz al Estrecho, y del Estrecho a Argelia. Allí estará demasiado lejos como para que las lluvias sean generosas. Mientras se gesta, algunos de sus retazos llegarán a dejar precipitaciones con distribución irregular. Esta tarde habrá que sacar algunos paraguas en el norte de Galicia, vertiente cantábrica, Pirineos, litoral central de Cataluña, Baleares y sureste peninsular. La cota de nieve rondará los 1000 metros en el norte y los 2000 en el Sistema Penibético.

Las temperaturas máximas han caído en picado en el este de la Península. Hasta 10 ºC en puntos de la Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña o Baleares. Ayer la ciudad de Valencia llegó a los 29,8 ºC; hoy apenas a los 17 ºC. En el oeste el ambiente es fresco desde ayer y en Canarias casi no se van a enterar.

Mañana repuntará un poco la inestabilidad

Esta madrugada continuará lloviendo en el Cantábrico, sobre todo en la zona más oriental, y en Pirineos. Con el paso de las horas las nubes y las precipitaciones se extenderán por el Sistema Ibérico y cercanías; también se reactivarán en el litoral Catalán y en el sureste peninsular. En Baleares lloverá sobre todo por la mañana y, además, con intensidad moderada.

Por la tarde las lluvias irán perdiendo extensión e intensidad, quedando relegadas al Cantábrico y Pirineos, y llegando al litoral de Málaga y Granada. La cota de nieve se mantendrá entre los 1000 y 1200 metros en la mitad norte peninsular, y en torno a los 1600 metros en el sur. Las temperaturas no mostrarán cambios significativos, con heladas matinales en zonas altas.

En la jornada del miércoles las nubes continuarán merodeando las mismas zonas con algunas precipitaciones, débiles en general y más probables en Baleares y el sureste Peninsular. La cota de nieve rondará los 1200 metros, también en las sierras más meridionales. La madrugada será fría, con heladas en muchos puntos interiores de la mitad norte y este peninsular.

El jueves: adiós DANA

A lo largo del jueves la ‘gota fría’ irá desvaneciéndose mientras se retira hacia el este. Así la inestabilidad decrecerá. Las nubes quedarán concentradas en Alborán y como mucho rozarán las costas de Murcia o Andalucía. En tal caso, caerán cuatro gotas. El viernes el escenario será calcado. Las temperaturas irán escalando hasta valores cercanos a los 20ºC en las horas centrales, sobre todo en la mitad sur y la vertiente mediterránea peninsular. A orillas del Cantábrico el ambiente será algo más fresco.

Para el fin de semana en los mapas hay bastante incertidumbre. Podría incrementarse un poco el aire frío en las capas altas de la troposfera, con una pequeña inyección de aire polar desde el Atlántico. De ser así, tras mañanas soleadas las tardes podrían deparar algunas nubes de más, con chubascos en puntos de montaña. El modelo ECMWF prevé esto y también precipitaciones en el Cantábrico. No obstante, habrá que esperar unos días para fijar la predicción.

Publicidad