tiempo.com

Diciembre será muy lluvioso en España. La última apuesta del modelo europeo

La última apuesta del modelo europeo apunta a un diciembre con lluvias por encima de lo habitual en prácticamente toda la península ibérica y temperaturas con valores normales para la época, con cierto repunte en la mitad sur peninsular.

Nieve invierno
Las próximas semanas traerán más lluvias de lo normal. Nevadas quizás también solo en zonas altas.

Después de un otoño cálido, con valores anormales en cuanto a temperaturas y precipitaciones más bien escasas, diciembre ha comenzado con un desplome en los termómetros y un aumento de la inestabilidad atmosférica. ¿Continuaremos con esta tónica lo que resta de mes?

Para valorar las tendencias durante el mes de diciembre hay que echar mano primeramente a los patrones climatológicos. Aquellos que nos indican como evolucionará la atmósfera a medio plazo.

Los patrones que influyen en nuestras latitudes son la Oscilación del Ártico (OA) y la Oscilación el Atlántico Norte (NAO). Ambas durante las próximas semanas mostrarán un valor negativo, pero ¿esto qué quiere decir?

Tendencias atmosféricas

La OA hace referencia a cuánto de intenso es el vórtice polar. Si su valor es positivo, el vórtice es fuerte y el aire frío queda confinado en el ártico. Sin embargo, un valor negativo es un vórtice débil, con bloqueos recurrentes en latitudes altas que permite que el aire frío se expanda hacia las nuestras propiciando un invierno inestable.

A su vez, una NAO negativa provoca que las borrascas invernales circulen más al sur de lo habitual, recordemos que la actual evolución de la atmósfera está condicionada por los anticiclones de bloqueo situados en la zona de Rusia - Escandinavia y otro situado sobre Groenlandia (OA). En estas condiciones, las borrascas, por tanto, se ven obligadas a desplazarse más al sur y visitarán a España.

El paso de borrascas con sus frentes asociados propiciarán precipitaciones, ambiente frío, heladas e incluso nieve.

Temperaturas ligeramente superiores para la época

A pesar de que nuestros inviernos tenderán a ser más suaves de lo normal durante los años venideros a consecuencia del calentamiento global, las tendencias para este invierno, según el modelo Europeo, nos muestran que podría ser ligeramente más cálido de lo normal.

Anomalías de temperaturas para diciembre en la península ibérica y Baleares.

Las anomalías positivas, es decir, la mayor probabilidad de que esto ocurrra se prevé en el sur peninsular, área mediterránea y archipiélago canario.

El termómetro estará entre un grado y grado y medio por encima de lo normal en la mitad sur peninsular, más destacable en el Sevilla, Córdoba y Jaén, donde las temperaturas podrán ser dos grados menos frías.

En cuanto a anomalías negativas, solamente ciertas zonas del Pirineo y de la cordillera cantábrica los valores estarán ligeramente por debajo de lo normal. En estas zonas notarán algo más de frío.

Precipitaciones generalizadas

En cuanto a las precipitaciones, y según el modelo europeo, podríamos registrar valores por encima de la media en practicamente todo la península ibérica y el archipiélago balear.

Anomalías de precipitaciones para diciembre en la península ibérica y baleares

Las señales de anomalías de precipitación positivas (verdes) impregnan, afortunadamente, toda la península, predominando los sombreados más oscuros en Galicia, Castilla y León, Aragón, Extremadura, Comunidad de Madrid, Castilla la Mancha y Andalucía, síntoma de acumulaciones superiores a las habituales, hasta 30 y 50 litros por metro cuadrado más de lo esperado para la época durante el mes de diciembre.

En la zonas donde los sombreados son más claros, también se esperan precipitaciones mayores, aunque en menor medida, en torno a 5 y 10 litros por metro cuadrado en el área mediterránea y el litoral cantábrico.

En resumen, las precipitaciones están garantizadas, al menos durante el primer mes del invierno, gracias al paso de borrascas con trayectorias más al sur debido a los anticicliones de bloqueo, mencionados más arriba.

A pesar de que la sequía no desaparecerá instantáneamente, estas precipitaciones serán muy bien recibidas y necesitadas en muchas áreas españolas.