tiempo.com

Energía eólica: qué es y cómo se genera en los parques "top" del mundo

Una corriente de aire producida en la atmósfera por causas naturales, como diferencias de presión o temperatura, es la definición del viento según la RAE. Veamos a continuación todo lo que nos puede aportar este “aire en movimiento”.

Aerogeneradores
El 15 de junio está establecido como el Día Global del Viento. Gracias a su aprovechamiento, se consigue la energía eólica, que nos puede ayudar en la lucha contra el cambio climático.

Otras definiciones es que el viento es el flujo del aire a gran escala en la atmósfera terrestre: el aire en movimiento. Su impor­tancia es enorme por su papel regulador, tanto de las distintas temperaturas debidas a la diferente radiación solar que llega a la superficie terrestre, como de la cantidad de vapor de agua atmosférico.

El movimiento del aire es debido a la diferencia de pre­sión que existe en los distintos puntos de la atmósfera, y se desplaza de las zonas de altas presiones (anticiclo­nes) a las zonas de bajas presiones (bo­rrascas) intentando contrarrestar la diferencia existente entre ellas.

Hoy se celebra el Día Mundial del Viento y es una jornada perfecta para descubrir su importancia y sus posibilidades con tal de ayudarnos a cambiar el mundo, por ejemplo, a través de la energía eólica y, quizás, a paliar los efectos del cambio climático que ya tenemos encima... nos guste o no reconocerlo.

Energía eólica, la definición

Algunas imágenes nos recuerdan otros tiempos y otras utilizaciones de ciertas construcciones. Paseando por La Mancha o por Holanda, vemos sus característicos molinos de viento. Por si acaso no lo conocían, resulta que la utilidad que se les daba era distinta en un sitio que en otro. Mientras que por los manchegos, como en la mayoría del resto de Europa, eran usados como molinos de grano, en los Países Bajos se utilizaban, principalmente, como sistema de bombeo eólico para desecar zonas anegadas de agua.

En la actualidad, las construcciones que vemos salpicando nuestro paisaje, bien sea en tierra firme, como en el mar y en casi cualquier país del mundo, son herederas de esos primitivos molinos y, cuya función, ya no tiene nada que ver con sus ancestros. Se trata de generadores eólicos o aerogeneradores para producir energía de forma renovable, limpia y sostenible, que utiliza la fuerza y la velocidad del viento para generar electricidad. Es decir, la energía eólica es el aprovechamiento de la energía cinética de las masas de aire para la producción de energía eléctrica.

Algunas de las ventajas de esta fuente de energía es que cada vez es más barata y competitiva, incluso, en algunas regiones, es más económica que otras fuentes de energía convencionales. Constituye una generación eléctrica libre de emisiones tóxicas, que contribuye a mitigar el cambio climático y la contaminación del aire. También puede proporcionar electricidad en zonas aisladas que no tienen un fácil acceso a la red eléctrica, mediante instalaciones eólicas de reducido tamaño o por combinación con energía solar fotovoltaica.

En muchas regiones de difícil acceso, la combinación de los paneles de energía solar fotovoltaica y los generador de energía eólica consiguen una producción de energía eléctrica totalmente renovable, compatible con el medio ambiente y consiguiendo un desarrollando sostenible y limpio.
En muchas regiones de difícil acceso, la combinación de los paneles de energía solar fotovoltaica y los generadores de energía eólica consiguen una producción de energía eléctrica totalmente renovable.

Las desventajas que nos podemos encontrar es que esta energía no es acumulable y debe consumirse inmediatamente, además del impacto estético en el paisaje por las grandes dimensiones que tienen los aerogeneradores, ya que pueden alcanzar los 80 metros de altura. Aunque su fuente de energía es inagotable, sí que pueden sufrir altibajos debidos a los centros de presión atmosféricos, ya que un dominio anticiclónico duradero disminuiría notablemente la producción, así como los momentos de fuertes vientos también la mantendrían parada.

¿Qué son los parques eólicos?

El número de aerogeneradores que componen los parques eólicos es muy variable, dependiendo fundamentalmente de la superficie disponible y de las características del viento en el emplazamiento elegido. Antes de realizar su montaje, se debe estudiar con detalle las variables relacionadas con el “aire en movimiento” y también los posibles impactos medioambientales, principalmente con las aves de la zona.

En general las mejores áreas de viento para la instalación de un parque eólico se encuentran en la costa, debido a las corrientes térmicas entre el mar y la tierra y las zonas con una cierta orografía, donde se producen efectos de aceleración local. Tal es el crecimiento mundial de los parques eólicos, que se están empezando a construir en el mar, los denominados “offshore”.

Los más grandes del mundo, España y Europa

El mayor complejo eólico, agrupación de parques eólicos, se encuentra en China, es el de Gansu Wind Farm, en Gansu, con una capacidad operativa de 7.995 MW y está formado por 100 parques eólicos. En Europa el más grande es el de Fântânele-Cogealac, en la provincia de Dobruja, Rumania, con 600 MW. Y en nuestro país está el complejo eólico del Andévalo, con 292 megavatios de potencia instalada. Está formado por ocho parques y empezó su funcionamiento en 2010.

La importancia de esta renovable es cada vez mayor. Desde primeros de mes, según datos de Red Eléctrica Española, la energía eólica tuvo un aporte medio diario del 18% de la generación total de electricidad en nuestro país, con un máximo el día 8 con 175 GWh, el 22% del total, solo superado por la generación de electricidad mediante ciclo combinado.