tiempo.com

El frío del invierno y punto

En invierno hace frío y en verano calor, eso no me lo va a negar nadie. Bueno, alguno empezará a decir que en su pueblo lo de estos días no es ni ola de frío ni nada, es lo normal en invierno. Pues quizá tenga parte de razón.

El frio del invierno y punto
La nieve a nivel del mar como en Denia (Alicante) siempre es algo poco común. Foto:EFE

Las olas de frío

Muchas veces, aun no llego a entender como conceptos científico/técnicos han llegado a ser titulares de prensa y ocupar grandes espacios en medios aunque tengo mi propia teoría. Esto ha ocurrido por una confluencia de factores: el uso del lenguaje científico le da un halo de verosimilitud, aunque no se entienda el concepto, o tal vez precisamente porque no se entiende. Además, si añadimos el impacto de palabras como ola, explosivo, extremo, del siglo … y salpimentamos con el gran interés que tiene la meteorología y las catástrofes naturales actualmente, tenemos el titular en bandeja.

El interés por la meteorología es creciente y dado el grado de confort del que disfrutamos la mayoría, con un ambiente controlado gracias a calefacciones y aires acondicionados, todo aquello que se aparta de los 21ºC parece extremo y atractivo. Ver desde casa a los reporteros pasando frío o calor, o en medio de vientos fuertes durante un temporal resulta impactante, aunque no sea algo anormal en ciertas épocas del año.

Ahora que estamos viviendo los días más fríos de lo que llevamos de invierno, no han tardado en aparecer reporteros medio congelados, fotos de paisajes de aspecto gélido y conceptos como: ola de frío, frío siberiano, masa de aire polar…

La definición técnica de una ola de frío (o calor) es compleja y basada en la estadística. Simplificando, una ola de frío es un fenómeno que da lugar a temperaturas más bajas que el valor medio en una amplia zona y por un periodo más o menos largo de días. Efectivamente, por los registros observados, a falta de confirmación, esta si ha sido una ola de frío, ya que ha afectado a gran parte de la Península y llevamos varios días con temperaturas bajas.Desde el punto de vista del ciudadano sólo ha sido el primer envite de un invierno que estaba siendo cálido por otra parte. Vamos que el concepto de ola le ha llegado a sus oídos por los medios y ha corrido de boca en boca. Evidentemente, si que ha tenido fenómenos singulares, como las nevadas a nivel del mar en la costa mediterránea, pero … ya ha pasado antes, la más reciente en 1983.

Inviernos como los de antes

Sí ya sé, la frase suena a lo que diría mi abuelo, pero qué le vamos a hacer nos hacemos todos mayores. Aunque parezca mentira tras el frío que estamos viviendo, ya no hay inviernos como los de antaño y no lo digo yo por viejo, sino que los datos registrados así lo atestiguan.

Si se toman como referencia los últimos 100 inviernos en Europa podemos observar que la temperatura ha llegado a subir más de 2 ºC por encima del valor medio (técnicamente se conoce esto como anomalía). 2 ºC no parecen demasiado para un día concreto, estar a -12 o -10 no hay mucha diferencia, pero al tratarse de una diferencia respecto al valor medio es importante.

El frio del invierno y punto
Anomalía de temperatura en Europa para los meses de diciembre, enero y febrero en el periodo 1916-2016

También ha habido muchos años más fríos de lo habitual, concretamente 42 en los últimos 100. Entonces, ¿hacía más frío antes o ahora? Bueno vamos 58 a 42 en el total, pero desde 1989 hasta 2016 vamos 24 a 5. La victoria es clara últimamente para inviernos cálidos en Europa.

Invierno cálido y ola de frío

El frio del invierno y punto
Los científicos seguimos y seguiremos dando explicaciones pase el tiempo que pase.

Aunque parezca contradictorio, son los caprichos de la estadística, y lo que se conoce como variabilidad climática. Que la temperatura, en promedio, se esté incrementando no quiere decir que no haya variaciones sobre esa media. De hecho, es lo que parece que indican todos los estudios, que un calentamiento del planeta generará más fenómenos extremos, más alejados de ese valor medio que se incrementa, una mayor variabilidad

Por ejemplo, si 2 personas tienen 1 millón de euros de media no es lo mismo que cada uno tenga un millón realmente o que uno tenga 2 y el otro nada. El valor medio sigue siendo un millón. Algo similar ocurre en el sistema climático, se calienta en promedio, pero desplazándose a valores más extremos, como en el caso del que tiene 2 millones. Dado este comportamiento, todo parece indicar que las olas de frío pueden ser más frecuentes en el futuro. Esto es debido a que el calentamiento global está siendo muy rápido y el sistema le cuesta alcanzar un equilibrio.

Así pues, llamémoslo ola de frío o simplemente invierno y punto.