tiempo.com

Estos días la ola de calor, con más de 40 ºC, estallará en tormentas

Empezamos un nuevo mes y lo hacemos con las mismas constantes meteorológicas: calor extremo, cielos con grandes claros y algunas tormentas por la tarde. Las temperaturas mostrarán anomalías claramente positivas.

Tormenta de verano
En las próximas tardes, los claros matinales darán paso a tardes de tormenta en muchas zonas de la península.

El mes de agosto no quiere ser menos que julio y continuará con un calor extremo y sofocante en muchas regiones de España. Una dorsal cálida procedente del norte de África invadirá buena parte de la península Ibérica y nos traerá temperaturas superiores a las normales para la época.

Superando los 40 ºC en el sur

La parte más potente de este nuevo episodio de calor, que probablemente se extenderá hasta el jueves, se la llevarán Extremadura, el oeste de Castilla la Mancha y Andalucía. En estas regiones encontraremos máximas de entre 41 y 44 ºC, especialmente en las Vegas del Guadiana, las Villuercas, el Jerte, la Siberia extremeña, valle del Tajo y Guadalquivir, campiña Sevillana y campiña Cordobesa. En este sentido, la AEMET tiene activos varios avisos naranjas por altas temperaturas.

El mercurio tampoco se quedará "corto" en el sur de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Ourense, Valle del Ebro, depresión central catalana, interior de la Comunidad Valenciana e interior de la Región de Murcia. En estas comunidades los termómetros superarán holgadamente los 35 ºC.

En la jornada del viernes las temperaturas dibujarán una curva descendente, deparando ya entre el sábado y domingo máximas inferiores a los 40 ºC en casi todo el país, quedando, quizá, un último bastión en el valle del Ebro y proximidades.

Noches entre tropicales y tórridas

Durante las horas nocturnas el calor tampoco dará tregua. Nos esperan unas noches de mal dormir, especialmente en la mitad sur, costa mediterránea y archipiélago balear. Solamente se librarán de esas noches sudoríparas en el tercio norte y zonas más elevadas de montaña: Pirineos, cotas medias y altas de Teruel, cornisa Cantábrica y extremo norte de Castilla y León.

Sin embargo, en buena parte del centro y sur hablaremos de temperaturas nocturnas claramente superiores a los 20 ºC y en algunos casos, no bajarán de los 25 ºC.

Las madrugadas serán especialmente pegajosas a orillas del Mediterráneo y en grandes ciudades como Barcelona, Valencia o Palma de Mallorca, donde el efecto isla de calor agudiza esa sensación desagradable. En la costa Daurada, del Azahar, Blanca y Cálida los termómetros no bajarán de los 25 ºC. Algo parecido sucederá en puntos de Extremadura, estribaciones del sistema Central, oeste manchego y campiñas andaluzas. Por allí el mercurio tampoco descenderá de los 25 ºC en toda la noche e incluso podríamos hablar de valores superiores a los 35 ºC en la medianoche.

Tormentas vespertinas

Ese mismo calor intenso actúa como combustible para disparar las nubes de evolución durante las tardes. Una ligera baja térmica en altura, el "efecto palanca" de los sistemas montañosos, la humedad de las brisas marinas que "chocan" con estos relieves y el calor fuerte en superficie hará un cóctel perfecto para tener movimiento durante la segunda mitad del día.

Durante las próximas tardes encontraremos chubascos y tormentas en la Ibérica oriental, especialmente en Teruel, interior de la Comunidad Valenciana, Sierra Nevada y en el entorno de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Rayos previstos
Los mapas de previsión de densidad de rayos dejan entrever las muchas tormentas que aparecerán en la tarde del miércoles.

Precaución porque pueden caer localmente aguaceros intensos acompañados de abundante aparato eléctrico, viento racheado e incluso reventones.

No se descartan chubascos más puntuales en el sistema central, Pirineos o prelitoral catalán. Todo parece indicar que el miércoles será el día con mayor actividad convectiva, cuando las tormentas ganarán extensión y presencia durante la tarde.