tiempo.com

La sorprendente erupción volcánica de Hunga Tonga: nuevos datos

El sábado 15 de enero de 2022, una gran explosión volcánica en Tonga hizo "temblar" al mundo, generando una onda de choque que afectó a todo el globo, tsunamis en la zona y en otros puntos del planeta. La explosión se escuchó a más de 9.500 km de distancia

Imagen del satélite Himawari-8 en verdadero color del 15 de enero de 2022 05:10 UTC. CIMSS

ACTUALIZACIÓN

A fecha de 17 de enero de 2022, 19 h.l. peninsular española, y debido a la erupción del volcán Hunga-Tonga: dos personas han muerto en Tonga, dos en Perú y dos heridos en Japón. Datos provisionales, según Copernicus EMS.

Según informes en la zona la erupción volcánica en Tonga, islas del Pacífico sur, provocó olas asociadas a un tsunami en casi todo océano y causó sólo "daños significativos" en la capital de la nación insular y la cubrió con polvo volcánico y cenizas.

La erupción del sábado fue de tal magnitud que se registró en todo el mundo, se oyó en zonas tan alejadas como en Alaska, a más de 9.500 km y generó un tsunami que obligó a dar alertas de dicho fenómeno en todas las costas del Pacífico en Australia, Japón, Estados Unidos, Chile, etc.

El volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha'apai, o llamado de forma más corta y simple Hunga Tonga, se encuentra a unos 65 kilómetros al norte de Nuku'alofa y en una isla deshabitada. Últimamente se ha mantenido activo y ha habido varias erupciones recientes. En 2015 se formó una nueva isla de dos kilómetros de largo por un kilómetro de ancho y 100 metros de altura. Ahora la isla ha saltado en pedazos.

La erupción del volcán del 15 de enero duró al menos ocho minutos y envió columnas de gas, cenizas y humos que alcanzaron los 30 km de altura en la atmósfera, según datos lidar tomados desde el espacio y asociados a los aerosoles arrojados por el volcán.

Datos de Ozone Mapping and Profiler Suite (OMPS) en el sitio de la NASA a través del Dr. Ghassan Taha. Vía Andrew Tupper

Sin muertos y sin heridos en Tonga

Según los datos disponibles hasta ahora, la capital, Nuku'alofa, sufrió daños "significativos", pero no hay informes de heridos o muertos. Estos datos son provisionales. El tsunami en la zona de la explosión ha tenido impactos en las playas en el lado norte de Nuku'alofa y la zona está cubierta por una gruesa capa de polvo volcánico.

Se detectó una ola de unos 1,5 m en la costa de la capital de Tonga generando daños menores en zonas costeras habitadas, pero sin causar heridos.

Más de 400.000 descargas eléctricas se detectaron en la zona de Tonga en pocas horas con el desarrollo de una potente nube convectiva.

La cantidad de dióxido de azufre, SO₂ , expulsada a la atmósfera y típica de las erupciones volcánicas, no ha sido muy cuantiosa si la comparamos con otras grandes erupciones volcánicas como las expulsada por el Pinatubo. Así e inicialmente, las concentraciones de SO₂ en la nube de la erupción Hunga Tonga del 15 de enero medida por el MetOp/GOME-2, no parecen ser extremas; y son menores y del orden de 20 Unidades Dobson (DU). Para tener una idea de la magnitud de un evento a escala de Pinatubo, esperaríamos columnas SO₂> 100 DU, que impactó significativamente en el clima de la Tierra durante un tiempo.

Tsunami y rugido que afectó a amplias zonas del Pacífico

La erupción fue tan energética, desde el punto de vista sonoro, que se pudo oír en amplias zonas del Pacífico y los retumbes del volcán Hunga Tonga se oyó en amplias zonas de Alaska a unos 9.500 km de distancia o más.

La erupción desencadenó tsunamis en el Pacífico con olas de 1,74 m medidas en Chanaral, Chile, a más de 10.000 kilómetros de distancia, y olas más pequeñas a lo largo de la costa del Pacífico desde Alaska hasta México. Olas de unos 1,2 m afectaron a la costa del Pacífico de Japón y otras zonas del Pacífico.

Ondas de choque e interferencias

La poderosa erupción generó ondas de choque que se expandieron sobre la superficie del globo y generó variaciones de presión que oscilaron entre los 9 hPa en zonas cercanas y 1-2 hPa en zonas más alejadas de la zona. Este tipo de erupciones suelen producir saltos instantáneos de la presión atmosférica en el gráfico de dicha variable cuando la onda pasa por dicho lugar.

El aumento en el número y calidad de las estaciones meteorológicas, oficiales y de aficionados, en superficie de todo el mundo ha permitido monitorear dicha onda u ondas de presión que se expandieron por todo el globo como una gran piedra que se tira a un estanque tranquilo.

En muchas zonas se detectaron las ondas que llegaron al recorrer el globo en dos direcciones.

En algunos puntos, estas dos ondas interaccionaron y generaron interferencias en amplias zonas de la Tierra. Las subidas y bajas de presión mostraron las dos ondas de presión viajando por el globo y otras menores generadas por las interferencias de las dos primeras, especialmente en zonas "antipodales".

En la siguiente secuencia, se observan las ondas de choque de Tonga que convergen y rebotan desde el punto antípodal en el norte de África (sobre Argelia). Los datos usados son del satélite Meteosat en el canal infrarrojo de EUMETSAT, 18 UTC del 15 de enero - 2 UTC del 16 de enero, diferencias de 15 minutos. Las secuencias son del Dr. Mathew Barlow:

Estas interacciones podrían explicar las complejas variaciones de presión generadas por las ondas de choque directas o primarias y las secundarias.

Esta entrada se publicó en Actualidad en 17 Ene 2022 por Francisco Martín León