tiempo.com

Poderosas borrascas en el norte de Europa: Dudley, Eunice y Franklin

Tras el paso la semana pasada de Dudley y Eunice, Franklin trajo nuevos vientos tempestuosos a Europa el pasado domingo y lunes, 20 y 21 de febrero de 2022. Después de Corrie a finales de enero, es la cuarta borrasca en menos de un mes nombrada por los servicios meteorológicos del noroeste de Europa (Irlanda, Reino Unido, grupo de los Países Bajos)

Europa del norte se ha visto afectada en febrero de 2022 por poderosas borrascas. Imagen solo para ilustración. PXHERE

Secuencia del paso de tres borrascas poderosas: Dudley, Eunice y Franklin

El mal tiempo asociado a la última borrasca Franklin también ha afectado a Francia.

Al igual que en el paso de Eunice, aunque el centro de bajas presiones en cuestión circula mucho más al norte del territorio, su amplio frente frío llevó vientos intensos sobre las regiones cercanas al Canal de la Mancha entre la noche del domingo y la mañana del lunes, con rachas que superaban regularmente los 120 km/h en la costa:

Brignogan (29): 121 km/h;
Barneville-Carterêt (50): 150 km/h;
Saint-Vaast-la-Hougue (50): 124 km/h;
Fecamp (76): 141 km/h;
Boulogne-sur-Mer (62): 127 km/h;
Calais (62): 117 km/h.

Las rachas superaban regularmente los 100 km/h en el interior al norte del Sena.

Nótese el valor de 171 km/h, medida instantánea del viento en el Cabo Gris-Nez, el entorno ideal para rachas extremas (dirección sobre el acantilado a la entrada del Paso de Calais), una especie de Cabo Córcega para Francia.

De manera bastante clásica, el paso de esta borrasca se produjo el pasado lunes, 21 de febrero de 2022, al Mediterráneo con un reforzamiento del mistral y la tramontana, con oleadas a veces violentas en Provenza y especialmente en un libeccio violento en Balagne con oleadas entre Bastia y Cap Corse.

Mientras la depresión de Franklin ya gira lejos en el Mar Báltico, medimos este lunes por la tarde en Córcega:

171 km/h en Île-Rousse (promontorio en la costa expuesta de Balagne);
166 km/h en Cagnano;
158 km/h en Cabo Sagro;
y en el continente:

140 km/h en Cabo Bear (66);
135 km/h en Mont-Aigoual (30);
120 km/h en Rosans, en la llanura de los Altos Alpes (05);
111 km/h en Vidauban (83).

Nota de la RAM. También se registraron intensos vientos y rachas en el Pirineo en el lado español y andorrano.

Patrones meteorológicos propicios para la formación de borrascas

Esta sucesión de borrascas en el Atlántico Norte ocurre en un contexto favorable a gran escala, a saber, una fase positiva de la Oscilación del Atlántico Norte (North Atlantic Oscillation, NAO+). Así se denomina la diferencia de presión a nivel del mar entre Lisboa y Reykjavik, climatológicamente positiva, pero que sufre muchas variaciones durante la estación o de una estación a otra. Cuando esta diferencia se exacerba, se denomina fase positiva; esto da como resultado un régimen meteorológico oceánico perturbado en el noroeste de Europa.

Esta fase positiva actual está acompañada por corrientes en chorro muy potentes que cruzan el océano y estas corrientes en chorro, verdaderos motores de las tormentas, favorecen la excavación en sus flancos norte de depresiones muy huecas, llegando en ocasiones a la etapa de borrascas y temporales.

Posiciones típicas de las borrascas, "L", y anticiclones, "H", según los valores positivos, izquierda, o negativos, derecha, de la NAO. Imagen de AEMET

Una sucesión de borrascas invernales como la de estos últimos días es algo relativamente habitual en el clima de latitudes francesas. Podemos recordar recientemente el mes de febrero de 2020 que había vivido una larga serie de vendavales, o incluso el invierno de 1989-1990, el invierno de referencia en cuanto a borrascas en Francia. Estos dos períodos tuvieron una firma muy clara y persistente en NAO+.

Evolución del índice NAO durante los últimos meses y predicciones: nótese la evolución de los últimos días y predicciones (rojo) con valores positivos. NOAA

Borrascas en febrero: un fenómeno recurrente

La borrasca Franklin que azotó Francia se produce pocos días después de las borrascas Dudley y Eunice.

La formación de borrascas, a veces en serie, en febrero no es inusual. Desde 1980 se han registrado 68 borrascas y temporales antes de este año que han afectado a Francia. Entre ellas se encuentran borrascas que han marcado los ánimos, como Xynthia en 2010 o Ciara en 2020.

Distribución mensual de tormentas en Francia metropolitana del 1 de enero de 1980 al 30 de junio de 2021. © Météo-France

De manera más general, observamos que la mayoría de las borrascas ocurren en Francia durante los meses de invierno, como se muestra en los gráficos a continuación.

En términos de severidad, si tomamos las 25 grandes borrascas que afectaron a la metrópoli desde 1980 hasta junio de 2021, solo 5 no se produjeron durante el período invernal (invierno meteorológico).

Distribución estacional de tormentas en Francia metropolitana del 1 de enero de 1980 al 30 de junio de 2021. © Météo-France

Una sucesión de borrascas en esta temporada tampoco es excepcional. Basta remontarse a 2020 para encontrar una serie de 11 borrascas entre el 3 de febrero y el 5 de marzo , 3 en menos de una semana entre el 9 y el 16, incluida una importante, Ciara del 9 al 11. Todos recordamos de la dos borrascas de 1999, Lothar y Martin, que asolaron el país con dos días de diferencia.

21 febrero 2022

Météo-France

Esta entrada se publicó en Reportajes en 22 Feb 2022 por Francisco Martín León