“Pesando” las inundaciones del medio oeste americano

En mayo de 2019, después de los 12 meses más húmedos registrados en la cuenca del río Misisipi, la región soportaba el peso equivalente a 200 a 300 mm / m2 más de agua que el promedio.

Francisco Martín León Francisco Martín León 29 Ago 2019 - 03:00 UTC
Imagen derivada de los datos de GRACE. Ver texto para detalles

Los nuevos datos de la misión de Gravity Recovery and Climate Experiment Follow-On (GRACE-FO), que se lanzó en mayo de 2018, mostraron que hubo un aumento en el almacenamiento de agua en la cuenca del río, extendiéndose hacia el este alrededor de los Grandes Lagos.

Los datos de la nave espacial gemela GRACE-FO se utilizan para medir el cambio en la masa de agua en todo el planeta, proporcionando a los científicos, tomadores de decisiones y administradores de recursos una medida precisa de la cantidad de agua retenida, no solo en la superficie de la Tierra, sino también en la capa del suelo y bajo tierra en acuíferos.
El monitoreo de estos cambios proporciona una perspectiva única del tiempo y del clima de la Tierra y tiene beneficios de largo alcance para la humanidad, como comprender tanto la posibilidad como las consecuencias de las inundaciones y las sequías.

Datos y medidas de GRACE

Los datos de GRACE-FO pronto se incorporarán en los mapas semanales del U.S. Drought Monitor, una herramienta importante para rastrear la sequía en los Estados Unidos.
La sequía agrícola depende no solo de la lluvia, sino también de la cantidad y extensión de agua subterránea disponible para plantar raíces y riego. Las estimaciones de GRACE-FO del agua subterránea son críticas para la gestión de cultivos y agua.

La misión también mide cambios masivos en las gruesas capas de hielo de Groenlandia y la Antártida. El mapa GRACE-FO de Groenlandia de mayo de 2019 muestra que la mayor parte de la isla continuó su tendencia a largo plazo de pérdida de masa de hielo.

Los datos de GRACE-FO desde junio de 2018 hasta principios de 2019 indican una desaceleración reciente en la pérdida de hielo de Groenlandia que también se ha observado en datos de la campaña aerotransportada Oceans Melting Groenlandia de la NASA. Esta desaceleración se ha atribuido a las aguas oceánicas más frías alrededor de Groenlandia durante los últimos años.

El equipo científico de GRACE-FO ahora está analizando los datos de junio de 2019 para evaluar cómo el tiempo inusualmente cálido y la rápida pérdida de hielo de este verano afectarán esa tendencia. El derretimiento de hielo significativo de Groenlandia en junio y julio de este año fue similar al fuerte derretimiento que ocurrió en el verano de 2012 y condujo a una pérdida de hielo significativa.

GRACE-FO se lanzó aproximadamente un año después de que la misión predecesora GRACE dejara de operar después de 15 años en el espacio. "El sistema climático de la Tierra ha estado haciendo cosas interesantes desde la última vez que tuvimos observaciones de la misión GRACE original", dijo Félix Landerer, científico del proyecto GRACE-FO en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

"Los nuevos datos de GRACE-FO nos proporcionan información crucial sobre los cambios que están ocurriendo a nuestro alrededor. Estamos entusiasmados de poder poner este conjunto de datos de alta calidad a disposición de la comunidad científica".

Texto originario de GRACE-FO Shows the Weight of Midwestern Floods

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con GRACE-FO, GRACE, inundación, gravedad, en 29 Ago 2019 por Francisco Martín León
Publicidad