Nubes primaverales

Los cúmulos son las nubes primaverales por excelencia. Estas nubes de desarrollo vertical son impulsadas por las corrientes de aire cálido que ascienden desde el suelo al calentarse.

Con la llegada de la primavera, comienzan a surcar los cielos nubes de tipo cúmulo, de desarrollo vertical, impulsadas por las corrientes de aire cálido que genera la convección. La mayor insolación de la primavera respecto al invierno, es el factor que desencadena esas térmicas, lo que muchos días termina culminando en los citados cúmulos. Sólo cuando hay una marcada inestabilidad atmosférica, esas nubes engordan y alcanzan un gran tamaño, dando lugar a cumulonimbos (nubes de tormenta).

Esta entrada se publicó en Vídeos en 04 Jun 2019 por José Miguel Viñas