Niebla engelante

La niebla engelante es el resultado de la presencia de una niebla con una temperatura del aire inferior a 0 ºC. Bajo tales condiciones, las gotitas de niebla pasan a estar en estado de subfusión, congelándose al entrar en contacto con cualquier elemento del entorno y formándose la cencellada.

En invierno, bajo situaciones anticiclónicas, es relativamente frecuente la formación de nieblas de radiación durante la madrugada, como consecuencia del enfriamiento nocturno. Cuando el ambiente es muy frío y, en presencia del citado hidrometeoro, baja la temperatura por debajo de los 0 ºC, produciéndose heladas, las gotitas de la niebla pasan a estar en estado de subfusión, de manera al impactar con cualquier objeto se congelan de inmediato, dando lugar al espectacular fenómeno de la cencellada. Esas nieblas que se forman en ambientes gélidos se conocen como nieblas engelantes.

Esta entrada se publicó en Vídeos en 24 Mar 2021 por José Miguel Viñas