tiempo.com

Monitoreo de la adaptación climática: un desafío necesario

En todo el mundo, el monitoreo de la adaptación es una gran brecha en las políticas de muchos países, ya que el monitoreo y la evaluación de la adaptación son más difíciles de medir que los datos cualitativos disponibles al considerar las emisiones de gases efecto invernadero y la mitigación de los efectos de eventos extremos

Las olas de calor en el mundo se están haciendo más intensas, extensas y duraderas. Sus impactos sociales han aumentado

En mayo de 2021, un grupo de científicos, formuladores de políticas, representantes de la comunidad y comunicadores climáticos de todo el mundo se reunieron en una Conferencia virtual de ciencia climática. Su objetivo era establecer una visión de cómo la ciencia y los servicios climáticos pueden aprovecharse en apoyo de las ambiciones de diversas sociedades en todo el mundo para construir un futuro bajo en carbono más sostenible y resistente. Luego de discusiones sólidas y valiosas ideas de oradores y delegados, se desarrollaron nueve recomendaciones clave, tres de las cuales se centraron en el monitoreo del clima, nuestro tema climático para este mes.

Además de destacar la necesidad de monitorear con precisión las emisiones de gases de efecto invernadero de diferentes países, también se concluyó que se necesita urgentemente un sistema integrado de monitoreo, atribución y predicción para monitorear los eventos meteorológicos extremos y sus impactos, y para brindar una alerta temprana de incrementos cambio y eventos de baja probabilidad y alto impacto (puntos de inflexión). La ciencia detrás del desarrollo de dicho sistema es el tema de una actividad del World Climate Research Programme (WCRP) Lighthouse.

Supervisión de la adaptación

La tercera recomendación se centró en la adaptación y la necesidad de monitorear las medidas para poder evaluar su efectividad. La profesora Charlotte Watts, asesora científica principal y directora de investigación y evidencia en la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO, por sus siglas en inglés), habló en la conferencia y dijo: "La ciencia del clima para la adaptación no se trata solo de hipótesis sobre cómo podría ser el futuro, sino sobre cómo informamos de la acción real ahora para mejorar las vidas de hoy y de mañana”.

El profesor Brian O'Neill también habló en su función de Gerente de Ciencias Atmosféricas y Cambio Global en el Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico. Comentó que, "Al pensar en nuestros posibles futuros para los riesgos del cambio climático... necesitaremos comprender cómo las vías de desarrollo del cambio climático y las respuestas de adaptación y mitigación interactuarán juntas para determinar los riesgos que enfrentamos y las soluciones más efectivas".

La baronesa Brown de Cambridge, presidenta del Subcomité de Adaptación del Comité de Cambio Climático (CCC) del Reino Unido, también hizo referencia a la necesidad de que la mitigación y la adaptación vayan de la mano: “Se requiere una adaptación significativa para brindar soluciones basadas en la naturaleza para lograr emisiones netas cero. Debemos usar la naturaleza que funcionará en el clima dentro de 80 años”.

En todo el mundo, el monitoreo de la adaptación es una gran brecha en las políticas de muchos países, ya que el monitoreo y la evaluación de la adaptación son más difíciles de medir que los datos cualitativos disponibles al considerar las emisiones y la mitigación. Brendan Freeman, analista sénior del Comité de Cambio Climático, dijo: “La medición es fundamental para comprender si la adaptación está funcionando. Sin embargo, los indicadores actuales para medir el progreso y la efectividad de las acciones de adaptación son inadecuados. Por lo tanto, existe una necesidad urgente de que el gobierno financie el trabajo para desarrollar nuevos indicadores que respalden la evaluación integral del progreso de la adaptación”.

Adaptarse para el mañana ahora

En el Reino Unido, el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) es el principal departamento gubernamental para la adaptación climática nacional. Es un requisito legal bajo la Ley de Cambio Climático de 2008 para planificar cómo el Reino Unido se adaptará al cambio climático. En 2023, Defra lanzará el nuevo Programa Nacional de Adaptación (NAP), que destacará las formas en que el Reino Unido planea adaptarse al cambio climático en los próximos cinco años. La ambición del gobierno para el NAP3 es tener un conjunto claro de objetivos para la adaptación, y políticas, programas e inversiones para alcanzar esos objetivos, con métricas y cronogramas vinculados a los 61 riesgos establecidos en la tercera Evaluación de Riesgos del Cambio Climático (CCRA3) publicada en enero.

Ciencia y servicios climáticos

Los servicios climáticos efectivos son un componente importante para informar las medidas de adaptación al cambio climático. Como proveedor de servicios climáticos, nuestro papel es traducir nuestra investigación científica líder en servicios climáticos impulsados por los usuarios, lo que les permite comprender y gestionar mejor los riesgos y oportunidades que surgen de la variabilidad y el cambio climático.

Uno de los resultados del Programa de Resiliencia Climática del Reino Unido (UKCRP), financiado por el Fondo de Prioridades Estratégicas del Gobierno del Reino Unido, son los paquetes de ciudad. Desarrollados por Met Office, utilizan las últimas proyecciones climáticas del Reino Unido (UCKP18) para proporcionar resúmenes locales no técnicos de alto nivel del clima futuro de una ciudad.

Los paquetes de ciudades usan gráficos y tablas para comunicar la investigación científica de una manera accesible, brindando información climática sólida para ayudar a los tomadores de decisiones de la ciudad en los consejos locales y municipales a planificar para el futuro, permitiendo que nuestros pueblos y ciudades se vuelvan más resistentes al cambio climático.

En Manchester, uno de los riesgos a los que se enfrenta la ciudad son las inundaciones, debido a los inviernos más cálidos y húmedos que esperamos experimentar en el futuro. Siguiendo nuestro trabajo con el Ayuntamiento de Manchester, están trabajando en medidas de adaptación que brindan beneficios colaterales en las comunidades locales. Por ejemplo, las soluciones basadas en la naturaleza son un elemento clave utilizado dentro de un parque en el área comunitaria de West Gorton en Greater Manchester. El pavimento permeable y la vegetación reducen las inundaciones y la escorrentía de aguas pluviales y actúan como un área fresca en las olas de calor, lo que ayuda con los múltiples impactos del cambio climático. El parque tiene múltiples usos para la comunidad, incluido el deporte y la recreación, mejorando el bienestar y beneficiando la biodiversidad local y la calidad del aire.

La Dra. Rosie Oakes, científica climática de Met Office, comentó recientemente en el podcast Mostly Climate: “Cuando piensas en el cambio climático, puede ser aterrador y abrumador. Pero tan pronto como imaginas un mundo futuro que en realidad es mejor que el que vives ahora debido a la adaptación que implementaste, al menos me hace sentir más esperanzado”.

29 julio 2022

Met Office

Esta entrada se publicó en Noticias en 01 Ago 2022 por Francisco Martín León