tiempo.com

Las ciudades costeras se encuentran en la 'primera línea' climática

Muchas ciudades y poblaciones se encuentran en primera línea de costa, algunas de ellas afectadas ya por los efectos del calentamiento global

Imagen de una zona de Yakarta, capital de Indonesia, afectada por el aumento del nivel del mar. Fuente RRSS

En este sentido, el calentamiento global está llevando a la subida del nivel del mar, borrascas y ciclones potencialmente más intensos, marejada ciclónica, etc., además el cambio en las zonas costeras introducido por el hombre puede amplificar los efectos climáticos en zona muy pobladas.

Esa es la advertencia de un borrador de informe inédito del panel asesor de ciencia climática de la ONU, que describe las vastas y urgentes amenazas climáticas que enfrenta el planeta.

Muchas ciudades están en la "primera línea", dice el informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). "Será necesario tomar decisiones difíciles a medida que el nivel del mar sigue aumentando, las inundaciones y las marejadas ciclónicas se vuelven más frecuentes e intensas, el calentamiento aumenta la acidez del océano e intensifica las olas de calor", agrega.

Migración climática

El aumento de los mares probablemente provocará una migración masiva y eventualmente obligará a ciudades enteras a ser abandonadas por la inundación. Pero las profundas consecuencias para las megaciudades, las islas pequeñas, las comunidades árticas y los deltas vendrán mucho antes de eso, dentro de la vida de la mayoría de los que viven en la actualidad. En algunos lugares, la gente ya conoce demasiado bien el poder destructivo del agua.

Poblaciones costeras en peligro

Aproximadamente una décima parte de la población y los activos del mundo se encuentran a menos de 10 metros sobre el nivel del mar. "Estructuralmente, muchas ciudades están ubicadas casi en el lugar exacto incorrecto para un mundo con mares crecientes", dijo Ben Strauss, director ejecutivo y científico jefe de Climate Central. Los puertos y aeropuertos se construyen en el terreno más llano y más bajo posible.

La tierra que actualmente alberga a 300 millones de personas que serán vulnerables a las inundaciones anuales para 2050, según su investigación.

Todas las áreas urbanas están cada vez más sofocadas por la contaminación del aire y el calor extremo, pero las de las costas también están afectadas por inundaciones intensificadas por el aumento del nivel del agua y azotadas por tormentas tropicales y borrascas azotadas con mayor furia por mares más cálidos.

Efectos del paso de una tormenta tropical, Sandy, en la costa de New Jersey. Wikipedia

El agua salada baña los campos agrícolas y los arrozales, mientras que los ecosistemas, cruciales para las economías, las culturas y la protección del clima, están gravemente degradados por las actividades humanas.

Ciudades como Venecia y Yakarta también se están hundiendo, mientras que las naciones insulares bajas, particularmente en el Pacífico, corren el riesgo de desaparecer bajo las olas. El informe dice que reducir las emisiones ahora podría reducir los riesgos. "Pero el aumento del nivel del mar se está acelerando y continuará durante muchos años", dice.

Los gases de efecto invernadero que ya están en el aire se han acumulado esencialmente en la cantidad en que las aguas subirán hasta alrededor de 2050.

Para 2100, el IPCC ha pronosticado que los niveles de agua podrían ser 60 centímetros más altos, incluso si el calentamiento global se limita a muy por debajo de los dos grados Celsius, el objetivo fundamental del Acuerdo de París de 2015. A largo plazo, las perspectivas para muchas ciudades costeras son "pésimas" sin recortes profundos de las emisiones.

En solo unas pocas décadas, es posible que hayamos emitido lo suficiente como para ahogar eventualmente algunas de las grandes ciudades del mundo, dice Strauss.

Para 2050, una región en riesgo como el sur de Florida podría haber desarrollado un plan de varias décadas para "vaciarse", dice.

Los costos en aumento

En octubre de 2012, el huracán Sandy azotó la costa alrededor de New York y New Jersey, matando a decenas de personas y causando daños por valor de decenas de miles de millones de dólares.

La tormenta tropical causó impactos en "cascada", dice el IPCC, provocando cortes masivos de energía e interrumpiendo los enlaces de agua y comunicación para cientos de miles de personas.

Desastres como este en las ciudades costeras globalizadas plantean "riesgos para las sociedades y la economía global en general", dice el informe.

Una proyección del peor de los casos para las 136 ciudades costeras más grandes del mundo calculó los daños esperados para mediados de siglo de entre $ 1.6 y $ 3.2 billones por el aumento del nivel del mar sin adaptación.

Hubo grandes variaciones entre las ciudades, en parte debido a dónde se concentran los activos y las personas, dijo la coautora del estudio, Elisa Sainz de Murieta, del Centro Vasco para el Cambio Climático.

Guangzhou encabezó la lista, con daños calculados en alrededor de $ 330 mil millones para 2050 en un escenario de emisiones pesimista sin adaptación, y casi $ 1,4 billones en 2100.

En segundo lugar quedó Mumbai, que el informe del IPCC describe como un "no adaptador", con poco hecho para preparar a las personas y las propiedades para el desastre, a pesar de las predicciones de que franjas de área edificada podrían ser propensas a inundaciones para el 2100. Y las ciudades continúan expandiéndose, poniendo a millones más en peligro, particularmente en Asia y África.

Esta entrada se publicó en Reportajes en 28 Jun 2021 por Francisco Martín León