• Inicio
  • Ram
  • La contaminación por ozono en la Antártida ha aumentado en capas bajas

La contaminación por ozono en la Antártida ha aumentado en capas bajas

Los datos atmosféricos recientemente analizados sugieren que la contaminación por ozono en la Antártida ha aumentado constantemente durante el último cuarto de siglo

La contaminación por ozono en la Antártida ha aumentado

En niveles altos de la atmósfera terrestre, el ozono es bueno y bienvenido. La capa de ozono, que se encuentra en la estratosfera, ayuda a proteger a los habitantes vivos del planeta de los dañinos rayos ultravioleta el sol.

En niveles más bajos, en la troposfera, por ejemplo, el ozono es un problema. Creado a medida que la luz solar degrada otros tipos de contaminantes, el ozono puede desencadenar la formación de smog e irritar los pulmones y la garganta de los habitantes de la ciudad.

Los científicos han estudiado previamente los niveles de ozono troposférico en todo el hemisferio sur, pero para el último estudio, publicado en la revista Environmental Science and Technology, los investigadores querían centrarse en la Antártida.

"Los estudios en regiones remotas como la Antártida pueden exponer las primeras señales de cambio global, porque las condiciones ambientales son extremas allí", dijo el autor del estudio, Jayanarayanan Kuttippurath.

"Por lo tanto, es importante que controlemos los cambios en lugares como la Antártida", dijo Kuttippurath, científico del clima y profesor asistente en el Centro de Océanos, Ríos, Atmósfera y Ciencias de la Tierra en el Instituto Indio de Tecnología de Kharagpur.

Desde que los científicos encontraron un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida, el Continente Sur se ha convertido en un sitio importante para las observaciones atmosféricas.

"Hemos estado observando de cerca el medio ambiente antártico desde entonces, no sólo la estratosfera sino también la troposfera, para monitorear los cambios y evaluar el impacto de los cambios de concentración de ozono allí", dijo Kuttippurath.

Para el nuevo estudio, Kuttippurath y sus socios de investigación analizaron más de 25 años de mediciones de concentración de ozono en la Antártida.

Los datos, recopilados a partir de ocho estaciones repartidas por la Antártida, mostraron que los niveles de ozono a nivel del suelo han aumentado constantemente.

Los modelos numéricos mostraron que tanto las actividades naturales como las humanas eran responsables de los aumentos en los niveles de ozono medidos en la Antártida.

Aunque gran parte del aumento en los niveles de ozono puede explicarse por el derretimiento de las capas de nieve y el vuelco natural de la atmósfera, los investigadores encontraron evidencia de que cantidades significativas de contaminación por ozono se transportan desde las regiones vecinas, incluida América del Sur.

Variación temporal del ozono en niveles bajos de la Antártida

Independientemente de los orígenes del ozono troposférico, los investigadores sugieren que la tendencia es preocupante.

"La contaminación por ozono puede contribuir al calentamiento global, que es una gran preocupación para esta región, ya que es muy sensible a los cambios en el clima", dijo Kuttippurath. "El calentamiento puede acelerar el derretimiento del hielo marino, la química y biología del Océano Austral y los cambios en las propiedades de la masa de agua global".

En estudios de seguimiento, los investigadores planean medir los cambios de ozono en el Ártico y en la meseta tibetana, así como evaluar los impactos de la contaminación por ozono en los patrones climáticos globales.

Más información, aquí.

Referencia

Pankaj Kumar et al,. The Increasing Surface Ozone and Tropospheric Ozone in Antarctica and Their Possible Drivers- Environmental Science & Technology (2021). DOI: 10.1021/acs.est.0c08491. Environmental Science & Technology
https://pubs.acs.org/doi/10.10...

Esta entrada se publicó en Noticias en 16 Jul 2021 por Francisco Martín León