tiempo.com

El hielo marino del Ártico es el duodécimo más bajo registrado

El hielo marino en el Océano Ártico y las cuencas vecinas parece haber alcanzado su extensión mínima anual el 16 de septiembre de 2021, después de disminuir en la primavera y el verano

El hielo marino del Ártico es el duodécimo más bajo registrado

La extensión del verano es la duodécima más baja en el registro de satélites, según científicos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo y la NASA.

El mapa en la parte superior de esta página muestra la extensión del hielo marino el 16 de septiembre de 2021. La extensión del hielo (blanco) ese día, definida como el área total en la que la concentración de hielo es de al menos el 15 por ciento, midió 4,72 millones de kilómetros cuadrados (1,82 millones de millas cuadradas), más alto que en años recientes. La extensión del hielo marino en 2020 y 2019 fue la segunda y la tercera más baja registrada con 3,74 millones de kilómetros cuadrados en 2020 y 4,14 millones en 2019.

En 2021 se derritió menos hielo marino incluso cuando el planeta en su conjunto estaba más cálido de lo habitual, con nuevos récords de temperatura en América del Norte y Eurasia, sequía en el oeste de EE. UU . y episodios de derretimiento intenso en la capa de hielo de Groenlandia. Pero más al norte, las condiciones se mantuvieron generalmente frías y tormentosas en todo el Océano Ártico. Durante gran parte del verano, la baja presión sobre el Ártico trajo cielos nublados, lo que limita la cantidad de luz solar que puede llegar al hielo y provocar el derretimiento. Las tormentas también pueden esparcir el hielo, lo que ralentiza el declive de su extensión.

Cabe esperar tales diferencias de un lugar a otro y de un año a otro. “No veo ninguna inconsistencia con que la extensión del hielo marino del Ártico no haya batido ningún récord este año a pesar de que las temperaturas globales son altas”, dijo Claire Parkinson, científica del hielo marino en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. "La clave es que la Tierra es grande y hay diferencias regionales".

"No esperamos que el hielo marino sea más bajo cada año", agregó Walt Meier, investigador del hielo marino en el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, "al igual que no esperamos que las temperaturas sean más cálidas en todas partes de la Tierra cada año, incluso con el calentamiento global ".

Evolución temporal de la extensión del hielo marino ártico

Las tendencias a largo plazo son más importantes que cualquier año y esas tendencias siguen apuntando fuertemente a la baja. Las 15 extensiones mínimas más bajas en el récord de satélites de 43 años se han producido en los últimos 15 años (2007 a 2021).

El hielo marino también tiende a ser más joven y más delgado; es decir, hay menos hielo de varios años que sobrevive una temporada de verano y se espesa durante el invierno siguiente. Según Meier, los datos muestran que el hielo marino de este verano contenía la segunda cantidad más baja de hielo de varios años registrada.

Parkinson y Meier piensan que este verano, una gran cantidad de hielo estuvo a punto de desaparecer, pero nunca llegó a ese punto, manteniendo la extensión pero no el grosor. "Parece haber una buena cantidad de hielo en los mares de Beaufort y Chukchi que parece haberse adelgazado bastante", dijo Meier, "pero no hubo suficiente energía durante el verano para derretirlo por completo".

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens , utilizando datos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo . Historia de Kathryn Hansen y Roberto Molar Candanosa / Equipo de Noticias de Ciencias de la Tierra de la NASA.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Actualidad en 23 Sep 2021 por Francisco Martín León