tiempo.com

El corredor de los tornados se ha desplazado 800 km al este en 30 años

El "Tornado Alley", un tramo de territorio que va desde Dakota del Sur hasta Texas que es famoso por las tormentas severas

Las zonas “calientes” en la formación de tornados en los Estados Unidos se han desplazado 800 km al este desde mediados de la década de 1980, junto con los cambios de temperatura. Fuente: Agee et al, Journal of Applied Meteorology and Climatology, 2016. Gráfico de Katie Peek.

Pulse en figura para ver el vídeo.

Tornado Alley (literalmente en castellano: corredor o callejón de los tornados) es un término coloquial usado en los Estados Unidos para designar a un amplio territorio del país en donde se tiene las mejores condiciones más favorables para la formación de tornados.

Pero las cosas están cambiando; las investigaciones muestran que ahora es más probable que los tornados lleguen a los hogares a unas 800 km/500 millas al este en los estados del sur, incluidos Tennessee y Alabama.

El científico de la Tierra Ernest Agee de la Universidad de Purdue en Indiana y sus colegas observaron la actividad de tornados que se remonta a la década de 1950, cuando comenzaron los registros de tornados modernos, y compararon los primeros 30 años de registros con los siguientes 30.

El trabajo de los investigadores mostró un claro cambio en donde los tornados estaban golpeando más fuerte, tanto en términos del número total de tornados como del número de días de tornado.

En la primera mitad del período de estudio, de 1954 a 1983, un área en Oklahoma fue la zona más activa, con un total de 477 tornados. Pero el conteo de tornados en esa área disminuyó dramáticamente, en un 45 por ciento, en la segunda mitad del período de estudio, de 1984 a 2013. Mientras tanto, un área de tamaño equivalente en el norte de Alabama aumentó un 48 por ciento a 477 tornados grandes. Los días de tornados violentos en Tennessee se duplicaron, de 14 a 28 días, lo que hace que el estado sea posiblemente el nuevo corazón de la actividad de tornados, argumentan los autores.

Los investigadores no saben exactamente por qué ocurrió el cambio. Parte de la razón podría atribuirse a quién reporta tornados, señala el coautor Sam Childs, un científico atmosférico de la Universidad Estatal de Colorado. “El centro de predicción de tormentas tiene su sede en Oklahoma City. Al principio había muchos informes, y eso se está ampliando con el tiempo ", dice Childs. "Pero definitivamente también hay un efecto meteorológico".

El cambio en los tornados coincide con un cambio en el clima, señala. La mitad oriental de los EE. UU. estuvo aproximadamente 1.2 ºF más cálida durante la segunda mitad del estudio, por lo que es probable que el clima tenga algo que ver con el movimiento.

El vínculo general entre el tiempo y los tornados está bastante bien establecido. Los tornados necesitan varias cosas para formarse, incluyendo aire cálido, húmedo, inestabilidad y cizalladura de vientos fuertes. A medida que el Meridiano 100º se mueve hacia el este, está empujando las condiciones más secas hacia el este (Oklahoma se encuentra justo en esa línea). Pero es difícil decir por qué Tennessee está viendo más de ellos, y el futuro de la actividad de tornados es difícil de predecir.

Referencia

Spatial Redistribution of U.S. Tornado Activity between 1954 and 2013. Ernest Agee and Jennifer Larson. Department of Earth, Atmospheric, and Planetary Sciences, Purdue University, West Lafayette, Indiana. Journal of Applied Meteorology and Climatology, https://doi.org/10.1175/JAMC-D...

https://journals.ametsoc.org/d...

Referencia

Esta entrada se publicó en Noticias en 18 Abr 2019 por Francisco Martín León