Defensores del planeta frente a la amenaza de la llegada de asteroides

Varios proyectos están analizando la posible llegada de asteroides que puedan pasar cerca de o impactar sobre la Tierra. Entre ellos está DART y HERA

Tras el proyecto DART de la NASA, viene Hera de la ESA. Animación de estudio. ESA

El mundo estará observando el histórico lanzamiento de la nave espacial DART de la NASA el miércoles 24 de noviembre de 2021, que pretende alterar una pequeña parte del sistema solar para siempre.

DART impactará con una pequeña luna de un asteroide para desviar su órbita alrededor del cuerpo principal. Así se probará la técnica para desviar objetos peligrosos de sus trayectorias hacia la Tierra.

Hera escanea el cráter de impacto dejado por DART

La Agencia Espacial Europea (ESA) proporcionará un apoyo crucial a DART desde sus estaciones terrestres durante su salida hacia el espacio profundo, ayudando a retransmitir señales de esta ambiciosa misión inmediatamente después de su lanzamiento.

Por otra parte, existe un grupo de europeos que seguirán la campaña de lanzamiento de DART con especial interés: el equipo que está desarrollando la nave espacial Hera de la ESA, diseñada para realizar una evaluación pormenorizada de las consecuencias de la colisión de DART.

«Llegar al lanzamiento de esta primera misión de defensa planetaria ha supuesto un duro trabajo. Deseamos a nuestros compañeros estadounidenses un enorme y merecido éxito», comenta Ian Carnelli, quien supervisa la misión Hera de la ESA.

« DART y Hera se concibieron originalmente como una misión coordinada compuesta por dos naves espaciales, en el que una misión realizaría la desviación y la otra tomaría medidas precisas de los resultados».

Defensores planetarios: las misiones DART de la NASA y Hera de la ESA - infografía

«Con los años, se separó la implementación de ambas misiones, pero se mantuvo la cooperación internacional mediante el consorcio científico de Evaluación de la Desviación del Impacto de Asteroides, o AIDA según sus siglas en inglés. Y, aunque ambas naves están diseñadas para operar por separado, su contribución global a la ciencia se verá enormemente ampliada con la combinación de sus resultados».

El choque con la luna de Didymos

La Prueba de Redireccionamiento de Asteroides Dobles o DART, por sus siglas en inglés, chocará con la luna (el componente menor) del asteroide binario Didymos en septiembre del 2022, impactando a una velocidad de unos 6,6 kilómetros por segundo. Mientras que el asteroide doble Didymos mantendrá prácticamente intacto su movimiento alrededor del sol, se espera que la colisión desvíe la órbita del pequeño asteroide Dimorphos, de unos 160 metros de diámetro, alrededor del asteroide principal Didymos, de 780 metros de diámetro, de manera pequeña pero inconfundible, una fracción de un uno por ciento, lo suficiente como para que se pueda medir con radares y telescopios terrestres.

El asteroide Dimorphos en comparación con el Coliseo de Roma

Pero la observación a través del espacio nos deja todavía con muchas incógnitas, como la masa exacta de Dimorphos, su composición y su estructura interna, así como el tamaño y la forma del cráter que dejará la DART. Así que en noviembre del 2024, Hera partirá hacia el sistema Didymos, comenzando su detallada «investigación de la escena del crimen» de los dos asteroides hacia finales del 2026.

Al recopilar datos de cerca, Hera ayudará a transformar el experimento de impacto a gran escala de DART en una técnica de desvío bien comprendida y repetible, lista para su uso si algún día se descubre un asteroide encaminado hacia la Tierra.

Hera y el asteroide Didymos

La sonda interplanetaria Hera también desplegará un par de CubeSats del tamaño de una caja de zapatos para realizar observaciones complementarias: Milani realizará observaciones espectrales de la superficie, mientras que Juventas realizará los primeros sondeos de radar que se hayan realizado nunca en un asteroide.

La nave espacial Hera la está construyendo OHB en Alemania, mientras que los demás elementos de la misión están tomando forma por toda Europa. Por ejemplo, el sistema preciso de guiado, navegación y control (esencial para volar la nave espacial, del tamaño de un escritorio, alrededor del asteroide doble) lo está desarrollando GMV en España, mientras, actualmente, se están realizando pruebas sobre el prototipo del radar de Juventas en el centro técnico ESTEC de la ESA en los Países Bajos.

El distante punto final de toda esta actividad pronto se volverá mucho más tangible, según comenta Patrick Michel, director de investigación del Observatorio de la Costa Azul del CNRS en Francia e investigador principal de Hera. «O bien directamente o por medio del selfie-sat LICIA que lo acompaña y está hecho en Italia, el año que viene DART debería ofrecernos nuestra primera imagen tomada de cerca del sistema Didymos.

Una extensa comunidad internacional está expectante por ese primer atisbo, y el posterior reconocimiento más detallado de Hera. Estas dos misiones cuentan con la participación de cientos de investigadores en total, de decenas de instituciones de toda Europa, Estados Unidos y de otros países tan distantes como Japón y Uruguay, que coordinan sus esfuerzos mediante la colaboración AIDA, con una amplia relación entre los científicos de DART y de Hera».

«La cooperación internacional es un elemento esencial en los esfuerzos de defensa planetaria».

El apoyo de la ESA para el lanzamiento de DART

La estación de espacio profundo de la ESA en Nueva Norcia, Australia occidental, estará apoyando a la Red de Espacio Profundo de la NASA durante el lanzamiento de DART.

La ágil antena de la estación, de 4,5 metros, diseñada específicamente para la adquisición inicial de una nave espacial tras su lanzamiento, capturará la primera señal de DART cuando se haya separado de su lanzador Falcon 9 y ayudará a mantener el contacto mientras la nave espacial se dirige al espacio interplanetario.

Más adelante, estaciones adicionales de la ESA brindarán apoyo a otras fases de la misión.

ESA

Esta entrada se publicó en Reportajes en 20 Nov 2021 por Francisco Martín León