tiempo.com

Comer un pescado salvaje es lo mismo que beber un mes de agua contaminada

La contaminación en algunos ríos es tal que comer un pez de agua dulce capturado en un río o lago en los Estados Unidos es el equivalente a beber el valor de un mes de agua contaminada con "químicos para siempre" tóxicos, según una investigación reciente

La pesca en ciertos ríos americanos se ha convertido en problema por la contaminación. Imagen de PXHERE

Los productos químicos invisibles llamados las PFAS se desarrollaron por primera vez en la década de 1940 para resistir el agua y el calor, y ahora se utilizan en artículos como sartenes antiadherentes, textiles, espumas de extinción de incendios y envases de alimentos.

Pero la indestructibilidad de las PFAS, sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas, significa que los contaminantes se han acumulado con el tiempo en el aire, el suelo, los lagos, los ríos, los alimentos, el agua potable e incluso en nuestros cuerpos.

Ha habido cada vez más llamados a una regulación más estricta para las PFAS, que se han relacionado con una variedad de problemas de salud graves, como daño hepático , colesterol alto , respuestas inmunitarias reducidas y varios tipos de cáncer.

Peces contaminados por PFAS

Para descubrir la contaminación por PFAS en peces capturados localmente , un equipo de investigadores analizó más de 500 muestras de ríos y lagos en los Estados Unidos entre 2013 y 2015.

El nivel medio de PFAS en el pescado fue de 9500 nanogramos por kilogramo, según un nuevo estudio publicado en la revista Environmental Research.

Casi las tres cuartas partes de los "químicos permanentes" detectados eran PFOS, uno de los más comunes y peligrosos de los miles de PFAS.

Comer solo un pez de agua dulce equivalía a beber agua con PFOS en 48 partes por billón durante un mes, calcularon los investigadores.

El año pasado, la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. redujo el nivel de PFOS en el agua potable que considera segura a 0,02 partes por billón.

El nivel total de PFAS en los peces de agua dulce fue 278 veces mayor que el que se ha encontrado en los peces vendidos comercialmente, según el estudio.

Las sartenes antiadherentes se encuentran entre los productos que usan PFAS, que se han relacionado con una variedad de problemas de salud graves.

Algunas sartenes antiadherentes contienen productos tóxicos peligrosos. PXHERE

'La mayor amenaza química'

David Andrews, científico sénior del Grupo de Trabajo Ambiental sin fines de lucro que dirigió la investigación, dijo que creció pescando y comiendo pescado.

"Ya no puedo mirar un pez sin pensar en la contaminación por PFAS", dijo Andrews, uno de los autores del estudio.

Los hallazgos fueron "particularmente preocupantes debido al impacto en las comunidades desfavorecidas que consumen pescado como fuente de proteína o por razones sociales o culturales", agregó.

"Esta investigación me enoja muchísimo porque las empresas que fabricaron y usaron PFAS contaminaron el mundo y no se han hecho responsables".

Patrick Byrne, un investigador de contaminación ambiental de la Universidad John Moores de Liverpool en el Reino Unido que no participó en la investigación, dijo que las PFAS son "probablemente la mayor amenaza química a la que se enfrenta la raza humana en el siglo XXI".

"Este estudio es importante porque proporciona la primera evidencia de la transferencia generalizada de PFAS directamente de los peces a los humanos", dijo el científico.

Andrews pidió una regulación mucho más estricta para poner fin a todos los usos no esenciales de PFAS.

El estudio se produce después de que Dinamarca, Alemania, los Países Bajos, Noruega y Suecia presentaran una propuesta para prohibir las PFAS a la Agencia Europea de Productos Químicos de la UE.

La propuesta, "una de las más amplias en la historia de la UE", se produce después de que los cinco países descubrieran que las PFAS no estaban controladas adecuadamente y que se necesitaba una regulación en todo el bloque, dijo la agencia en un comunicado.

Referencia

Nadia Barbo et al, Locally caught freshwater fish across the United States are likely a significant source of exposure to PFOS and other perfluorinated compounds, Environmental Research (2022). DOI: 10.1016/j.envres.2022.115165

Esta entrada se publicó en Noticias en 23 Ene 2023 por Francisco Martín León