tiempo.com

Sequías severas en África

FUENTE: http://www.amazings.comUn nuevo estudio de los sedimentos de un lago en Ghana sugiere que las sequías severas con duración de varias décadas, incluso siglos, eran lo normal en el África Occidental tiempo atrás.

Grandes árboles tropicales, la mayoría de ellos estériles, emergen de las aguas del Lago Bosumtwi, en Ghana. Sumergidos hasta 15 y 20 metros bajo el agua, estos árboles nos recuerdan las sequías severas de larga duración ocurridas en la zona algunos siglos atrás. En esta fotografía, un árbol parcialmente sumergido está rodeado de niños de los pueblos cercanos que todavía practican los métodos de pesca tradicional en el lago. CRÉDITO: Fotografía de J. T. Overpeck y W. Wheeler, de la Universidad de Arizona.

Los primeros períodos secos de esa etapa hacen parecer bastante insignificante la bien documentada sequía que arrasó al África Occidental a finales del siglo XX. Además, Jonathan Overpeck, de la Universidad de Arizona, Timothy Shanahan (ahora en la Universidad de Texas en Austin), y los otros científicos que han realizado este nuevo estudio, creen que a medida que nuestro planeta se calienta, los patrones de precipitaciones de la región tendrán un impacto cada vez mayor.

Debido a la elevada concordancia entre varios conjuntos de datos, los científicos creen que las sequías son controladas parcialmente por la circulación del océano y la atmósfera en la zona del Atlántico, y posiblemente allende ese océano. Si los pronósticos hechos a raíz de estos resultados resultan verdaderos, el calentamiento global podría crear condiciones que favorecieran la llegada de sequías extremas.

“Se puede observar claramente que la mayor parte de África Occidental está ya en el límite de su sostenibilidad”, argumenta Overpeck, “y la situación podría empeorar mucho en el futuro, en una etapa más avanzada del calentamiento global”.Los resultados se obtuvieron de los sedimentos que reposan en el fondo del Lago Bosumtwi en Ghana, depósitos de materia orgánica y tierra que contienen capas anuales claras (invierno) y oscuras (verano) que datan de hasta hace más de tres milenios.

Las bases de datos resultantes muestran períodos de precipitaciones escasas, y particularmente sequías que duraban hasta 30 y 40 años, que se correlacionan con las fluctuaciones de las temperaturas de la superficie marítima, siguiendo un patrón conocido como la Oscilación Multidecadal Atlántica, un ciclo oceánico similar al de El Niño / La Niña, pero más débil y menos frecuente.

Lo más preocupante de estos resultados es que sugieren que la más reciente época de sequía en África es benigna en el contexto climático histórico del África Occidental. Es decir, que habrá sequías peores.

Además, a medida que las temperaturas globales aumenten, las circulaciones oceánicas y atmosféricas que controlan la Oscilación Multidecadal Atlántica pueden cambiar. El nuevo estudio sugiere que tales cambios podrían llevar a las mismas condiciones que en los últimos tres milenios causaron las sequías más severas, y debido al calentamiento global, esas sequías podrían ir acompañadas de temperaturas mucho más altas que en el pasado.

Esta entrada se publicó en Noticias en 21 Jul 2009 por Francisco Martín León