tiempo.com

Las aguas de Japón corren marrones después del tifón Jebi

Un día después de que uno de los tifones más fuertes que golpeó a Japón en décadas se estrelló contra Honshu, las nubes se habían despejado y los sedimentos se arremolinaban en la bahía de Osaka y en otras partes a lo largo de la costa sureste de la isla.

El 5 de septiembre de 2018, el espectrorradiómetro MODIS en el satélite Terra de la NASA adquirió esta imagen de la bahía de Osaka y la región de Kansai.

Tenga en cuenta las plumas marrones de sedimentos suspendidos en las desembocaduras de varios ríos que desembocan en el mar y se desvanecen para convertirse en una mezcla descolorida cuando el agua rica en sedimentos se mezcla con agua de mar.

Según las noticias, las inundaciones han cubierto parcialmente el aeropuerto de Kansai, lo que provocó que las autoridades suspendieran sus operaciones allí. Algunas de las pistas del aeropuerto se han inundado y un barco se estrelló contra el puente que conecta el aeropuerto con el continente.

Deslizamientos de tierras se han producido en los días siguientes.

Imagen de NASA Earth Observatory por Lauren Dauphin, usando datos MODIS de Lance / EOSDIS Rapid Response. Texto de Adam Voiland.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Noticias en 07 Sep 2018 por Francisco Martín León