El Maelstrom, un remolino marino de “aguas tomar”

Maelstrom, Moskoëstrom, Malstrøm, Mailström o también Moskstraumen es un gran remolino que se halla en las costas meridionales del archipiélago noruego de las islas Lofoten, en la provincia de Nordland.

 

 

 


La palabra es aceptada también en inglés como sinónimo de fuerte turbulencia de inusitada violencia. Pero de hecho, la palabra proviene del noruego “Moskenstraumen”, un estrecho en las islas “Lofoten” con reputación de tener aguas muy peligrosas.

Ubicación del remolino mencionado e imagen de satélite reciente de la zona

 

El Maelstrom se forma por la conjunción de las fuertes corrientes que atraviesan el estrecho (llamado Moskenstraumen) entre las islas mencionadas y la gran amplitud de las mareas.

Antigua carta marina donde se representa el remolino y los monstruos que se creían que habitaban en dicha zona

 

 

El topónimo Maelstrom deriva de la palabra compuesta neerlandesa malen (triturar) y stroom (corriente), es decir: «corriente trituradora», en noruego el nombre más frecuente es Moskstraumen o Moskenstraumen (corriente de la isla Mosken).

En mitad de este canal se dan todas las circunstancias para la formación de fenómenos de corrientes totalmente excepcionales y sumamente peligrosas.

 

Cerca de Herjeskallen, la orografía submarina y sus relieves rocosos canalizan las aguas desplazadas por las mareas de forma muy asombrosa. El agua parece hervir por la cantidad de remolinos e irregularidades en su flujo. Cuando hace mal tiempo, las olas que se acercan a la costa se rompen en los fuertes remolinos mar adentro antes de llegar al litoral.

Algunas fotos del famoso remolino

El lugar y el fenómeno son bien conocidos desde el medioevo y ya aparece descrito en las cartas de “Mercator” que datan del año 1595.

El escritor apocalíptico Edgar Allan Poe lo describió en sus novelas como un lugar en el que las aguas oscuras se levantaban en un giro vertiginoso. Se pensaba que en este lugar el mar debía de ser muy profundo y con un agujero en el fondo desaguando hacia cavidades todavía más hondas, produciendo en la superficie los temidos remolinos.

En realidad es justo lo contrario, ya que la zona más profunda alcanza tan solo 36 metros de sonda.

El canal de Moskenstraumen tiene unos 8 kilómetros de anchura con fondos rocosos y zonas con bancos de arena de extrañas e irregulares formas que van subiendo rápidamente desde el oeste hacia el este, hasta alcanzar muy poca profundidad.

Con el movimiento de las masas de agua debidos a los cambios de mareas, esta se canaliza y se desvía debido a la orografía submarina, haciendo que parte de este flujo regrese en sentido contrario por los extremos colindantes a la costa, a pesar de que en por el centro del canal siga circulando una fuerte corriente principal.

 

Formación del remolino

Cuando dos corrientes de sentidos contrarios chocan o rozan entre sí, la fricción de sus capas límites forman fuertes turbulencias que genera a su vez un movimiento circular de un cilindro de agua de la altura de las corrientes que se encuentran.

 

 

En determinadas condiciones, en el estrecho de Moskenstraumen se llegan a formar tres corrientes de diferentes sentidos que cuando se combinan con mala mar, sobre todo en invierno, hacen de esta agua un lugar verdaderamente peligroso para navegar, especialmente con barcos de pequeñas esloras.

El mismo proceso se ha producido de manera artificial en el estuario del río Rance, en Francia, para aprovechar las mareas tan intensas en la costa atlántica de este país. En dicho río se construyeron varias represas que almacenaban las aguas marinas durante la pleamar para llenarlas y la bajamar para vaciar tanto las aguas marinas como las fluviales del propio río: en ambos casos, la diferencia de altura se aprovechaba para generar electricidad y el escalonamiento de las represas servía para mantener siempre en producción la central de energía mareomotriz.

 

 

Wikipedia, Fondear

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *