Titular térmico-mediático: “vuelve el invierno”

En esta primavera las temperaturas han experimentado subidas y bajadas durante este “loco” mes de abril de 2018 y los medios han sacada a la luz su artillería tradicional y sus titulares térmicos oportunos: llega el verano, vuelve el invierno, etc., según el caso, pero no, no es así.

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 30 Abr 2018 - 03:32 UTC

La primavera es tiempo de cambios, sobre todo al inicio, y todo no es normal respecto a lo que apuntan a los “valores medios” estadísticos-matemáticos de las temperaturas y precipitaciones.

Unas veces las temperaturas bajan y otras suben según os encontremos en un lado u otro de las borrascas o vaguadas primaverales gobernadas por el chorro polar. Por eso, no vuelve el invierno a finales de abril o no llega el verano en otro periodo abrileño.

Lo que ocurre es que hay temperaturas primaverales más bajas que los valores normales o más altas que los valores normales, pero no vuelve el invierno ni llega el verano. Uno va quedando cada vez más lejos, y el otro se va acercando poco a poco.

Mapa de anomalías térmicas promediadas a 5 días sobre Europa a partir del 30 de abril de 2018, según modelo GFS y periodo base 1979-2000. Valores más bajos en azul, más altos en color naranja según escala adjunta. ClimateReanalyzer.

Lo mismo se puede decir de las precipitaciones. Ahora llueve, ahora graniza y después sale el sol primaveral, que muchos desean: estación de cambios y variabilidad en tiempos muy corto.

Ni vuelve el invierno, ni llega el verano. Queda mucha primavera y lo normal es que no estemos en valores normales (concepto estadístico-matemático). El tiempo en nuestras latitudes es sobre todo variable, especialmente en primavera.

Hoy tendremos temperaturas más frescas o más bajas de lo normal en este periodo de primavera, pero no volvemos al invierno: titular fácil y simple.

Esta entrada se publicó en Actualidad en 30 Abr 2018 por Francisco Martín León
Publicidad