La reducción gradual de gases fluorados de la UE sigue en curso

Los esfuerzos de la Unión Europea para reducir gradualmente la producción e importación de gases fluorados de efecto invernadero (gases fluorados) progresaron en 2016, según la última actualización anual publicada hoy por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA, EEA en inglés).

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 19 Dic 2017 - 22:35 UTC

El informe EEA ‘Fluorinated greenhouse gases 2017,’ ´Gases fluorados de efecto invernadero 2017´ analiza el progreso en la reducción basada en los datos informados por las empresas europeas sobre sus actividades relacionadas con los gases fluorados en 2016. Evalúa los progresos realizados en la fase actual de hidrofluorocarbonos (HFC) en toda la UE y proporciona una perspectiva hacia la reducción de HFC mundial, que comenzará en 2019 en virtud de la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal.

El informe también detalla la cantidad de gases fluorados suministrados a la industria. El informe evalúa tanto las cantidades físicas (en toneladas) como las cantidades ponderadas por el potencial de calentamiento global del gas hidrofluorocarbono, que se mide en toneladas equivalentes de CO2 (CO2e).

Los hidrofluorocarbonos son productos químicos sintéticos utilizados principalmente en refrigeradores, bombas de calor y aires acondicionados en edificios y automóviles. En muchos casos, fueron introducidos para reemplazar otros elementos químicos que dañaron la capa de ozono. Sin embargo, también se ha descubierto que estos gases F son perjudiciales para el medio ambiente y contribuyen al cambio climático.

La reducción de las emisiones de gases fluorados es una parte importante del compromiso de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para 2030, en comparación con los niveles de 1990.

La disminución de los HFC según el Reglamento de gases fluorados de la UE

La reducción gradual de los gases fluorados se implementa a través de un sistema de cuotas anuales asignadas a los productores e importadores. En 2016, la colocación en el mercado de los HFC en toda la UE fue un 4% inferior al límite del mercado de 2016. En comparación, en 2015, las empresas se mantuvieron un 8% por debajo del límite.

Contribución de la UE a la eliminación mundial de los HFC en virtud de la Enmienda de Kigali

En 2016, el consumo de HFC en la UE fue el más bajo desde que se inició el informe en 2007 y ya estaba un 14% por debajo del primer límite para la UE en virtud de la Enmienda Kigali del Protocolo de Montreal. El Protocolo de Montreal para reducir la producción y el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono se modificó para regular los HFC, en octubre de 2016.

Elementos claves:

  • La producción de gases fluorados en toneladas aumentó un 2% en 2016 en comparación con 2015. Si bien la producción de gases fluorados en la UE ha aumentado (en toneladas) desde 2014, los gases producidos son relativamente menos nocivos para el clima. El suministro de gases fluorados en la UE aumentó en un 2%, pero el efecto global de calentamiento en realidad disminuyó en un 2% (CO2e).
  • Las importaciones de gases fluorados a la UE en 2016 aumentaron un 5% en comparación con 2015 o un 2% si se midieron en CO2e. Este aumento se debe principalmente a un aumento del 80% en los HFC con un bajo potencial de calentamiento global.

Informe: Fluorinated greenhouse gases 2017

EEA https://www.eea.europa.eu/

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con O3, Capa de ozono, CFC, Gases Fluorados, en 19 Dic 2017 por Francisco Martín León
Publicidad