tiempo.com

Microplásticos en los mares por la Orchestia gammarellus

Diminutas criaturas marinas pueden destrozar una bolsa de plástico en 1,75 millones de piezas, pero no las consumen

Los habitantes en miniatura del océano pueden triturar una pequeña bolsa de plástico, del tipo que se usa para guardar los comestibles, en 1,75 millones de fragmentos microscópicos, según un estudio.

Cuando científicos de la Universidad de Plymouth en Inglaterra alimentaron con una bolsa de plástico a la Orchestia gammarellus, una pequeña especie de anfípodo abundante en las aguas costeras del norte de Europa, se sorprendieron de la velocidad a la que la basura se consumía y descomponía.

Pero mientras los anfípodos descomponían la bolsa de plástico con una velocidad y eficacia tremendas, no eliminaban exactamente la basura del medio ambiente.

Simplemente convirtieron una contaminación plástica en una pequeña cantidad de contaminación plástica: 1,75 millones de fragmentos microscópicos, para ser exactos.

Los hallazgos, detallados en la revista Marine Pollution Bulletin, sugieren que los organismos marinos podrían estar trabajando para proliferar la contaminación plástica en el océano.

Los investigadores iniciaron su estudio para comprender mejor cómo la presencia de una biopelícula, una capa de material orgánico en la superficie del océano, afecta la velocidad a la que los organismos descomponen la basura plástica.

Los resultados mostraron que los organismos descomponen la contaminación plástica más rápido cuando hay una biopelícula. Los científicos llegaron a su conclusión después de analizar la evidencia del plástico procesado en el laboratorio y en la costa. Si la bolsa de plástico era convencional, degradable o biodegradable no tuvo impacto en la tasa de ingestión.

"Se calcula que cada año se producen 120 millones de toneladas de artículos de plástico de un solo uso, como bolsas de transporte, y son una de las principales fuentes de contaminación por plástico", Richard Thompson, profesor de biología marina y director de Plymouth's International, Unidad de investigación de basura marina, según dijo en un comunicado de prensa. "Ya representan un peligro potencial para la vida marina, pero esta investigación muestra que las especies también podrían estar contribuyendo a la propagación de tales desechos".

Estudios previos han demostrado que algunos animales, como las gaviotas, regularmente confunden los restos de plástico con los alimentos. Los datos han encontrado que hasta 700 especies marinas diferentes regularmente encuentran e ingieren contaminación plástica.

"[El estudio] demuestra además que la basura marina no es solo un problema estético, sino que tiene el potencial de causar un daño ambiental más grave y persistente", dijo Thompson.

Esta entrada se publicó en Noticias en 18 Dic 2017 por Francisco Martín León