Los fuegos carbonizan a Madeira

Los satélites de la NASA empezaron a detectar un gran número de incendios en la isla portuguesa de Madeira, el 8 de agosto de 2016.

En los siguientes días, los incendios se propagaron rápidamente y la cantidad de humo aumentó dramáticamente. Para el 12 de agosto, los incendios estaban en su mayoría extinguidos, pero dejaron tras de si grandes extensiones de bosque carbonizado.

Los Fuegos Carbonizan A Madeira

Cuando el sensor OLI del satélite Landsat 8 capturó esta imagen de Madeira, el 11 de agosto de 2016, un gran incendio en el lado occidental de la isla seguía ardiendo. Una cicatriz de quemaduras en el sureste se extendía en las afueras de Funchal, la ciudad más grande de Madeira.

La imagen en falso color combina las bandas infrarroja de onda corta, más el infrarrojo cercano y la luz azul (OLI bandas 7-5-2). Con esta combinación, las áreas quemadas aparecen de color marrón. El infrarrojo de onda corta y cercana ayuda a ver el humo penetrante (gris) y revelar los puntos calientes asociados a los incendios activos (rojo-naranja intenso). Unas 3.200 hectáreas (12 millas cuadradas) fueron quemadas durante los incendios.

El fuego estuvo muy cerca de Funchal y mató a tres personas, destruyó más de 150 casas, y obligó a más de 1.000 personas a ser evacuadas, según informes de prensa. Una ola de calor ayudó a alimentar el fuego, pero las autoridades creen que algunos pudieron haber sido provocados.

Fuente: NASA

Esta entrada se publicó en Noticias en 18 Ago 2016 por Francisco Martín León