El Gran Frío: 1956

 

 

Manuel Palomares

INM

Artículo de abril de 2006. Recuperado en enero de 2012

Nota de la RAM. Las fotos han sido enviadas por José Miguel Viñas, meteorólogo, recogidas de diversos medios y fuentes, y han sido intercaladas en este trabajo. Todas corresponden a febrero de 1956.

Palabras claves. Frío, 1956 nevadas, año del frío.

La Costa Brava congelada.

Hace ahora cincuenta años de la histórica ola de frío de febrero de 1956. Muchos autores han considerado que fue de tal envergadura y duración que habría que retroceder a la pequeña edad glacial para encontrar un acontecimiento semejante. Aunque abundan las referencias y con ocasión del aniversario se repetirán durante estos días, os transcribo algunas de ellas (copiado-pegado de varias fuentes, la mayoría de Meteored, gracias a todos ellos):

En “Historia del clima en España” de Inocencio Font (excepcional climatólogo, jefe de departamento en la OMM y director del INM en 1976-78):

… Febrero de 1956 quedó fuertemente marcado por dos intensísimas invasiones de aire polar continental, seguidas de una tercera menos intensa … En la mayor parte de la Península se registraron bajísimas temperaturas mínimas en muchos días, que para un gran número de estaciones supusieron las mínimas absolutas desde el inicio de las medidas termométricas. Pero, más que estos valores extremos fueron las temperaturas medias del mes las que marcaron su carácter verdaderamente extraordinario … En muchas estaciones se registraron temperaturas negativas en casi todos los días del mes , y en las más frías, las temperaturas medias diarias resultaron negativas en la mayoría de los días

Descripción general del tiempo en España que el Boletín Mensual Climatológico del INM hizo para ese mes de febrero de 1956:

Intensamente frío y de precipitaciones superiores a las normales hacia Cantabria, Litoral SW, región SE y parte de Levante y Centro. Las copiosas nevadas en el Norte y Duero y en las divisorias ocasionaron interrupciones del tráfico ferroviario y por carretera durante varios días entre la capital y el Norte. Las temperaturas medias mensuales fueron inferiores a las normales en toda España, alcanzando un déficit de más de 8ºC en Vascongadas y Navarra. Este mes de febrero ha sido el más frío del período 1901-1956, y comparable únicamente por sus temperaturas bajas al mes de enero de 1914.

El Loira, Francia, congelado.

La temperatura más baja registrada en España en todos los tiempos desde que hay mediciones fueron los -32,0ºC en la estación del Lago Estangento (Pirineo de Lérida) el 2 de febrero de 1.956, aunque es probable que en las alturas se alcanzaran los -50. Algunas otras temperaturas mínimas registradas aquel mes:

ALMERIA: -1.2º
ALICANTE: -4.6º
BARCELONA: -6.7º
BILBAO: -8.0º
BURGOS: -10.0º
CADIZ: -1.9º
CASTELLÓN: -7.3º
CUENCA: -12.7º
CACERES: -5.8º
CIUDAD REAL: -9.4º
GERONA: -10,5º
GRANADA: -8.1º
LEÓN: -10.4º
MADRID: -9.1º
MURCIA: -3.4º
PAMPLONA: -15.2º
SALAMANCA: -9.4º
SAN SEBASTIÁN (Fuenterrabía): -12.1º
VALÈNCIA: -7.2º
VALLADOLID: -11.1º
VILLENA (ALICANTE): -15.0º
ZARAGOZA: -8.2º

La invasión de aire frío afectó a toda Europa con temperaturas mínimas de -35º en San Petersburgo, -32º en Innsbruck, -29º en Moscú, -28º en Munich, -25º en Varsovia y Estocolmo , -20º en Turín y -11º en Paris.

Fuente de Lyon, Francia.

Algunas referencias locales de la época:

En el diario montañés refiriéndose a Torrelavega:

desde el día 31 de enero, en que comenzó a caer la nieve, nuestras calles y campos son como de cebolla, que va engordando superponiendo capa sobre capa, sin tiempo apenas para abrir una senda o limpiar un camino. Con mayor violencia que nunca, hoy sábado 18 de febrero el temporal de nieve se reprodujo por cuarta o quinta vez en el espacio de 20 días, aumentando centímetro a centímetro, sí, pero de manera sensible, el espesor en las calles y bien se puede calcular en metros el promedio”.

Nevada en Figueres.

En un periódico de San Sebastián:

San Sebastián cubierto por una intensa nevada. Nieva sin interrupción sobre la capital de Guipúzcoa. Las calles de la ciudad están completamente nevadas, a pesar de que brigadas de obreros se esfuerzan por limpiarlas para facilitar el camino a vehículos y transeúntes. En el Observatorio de Igueldo, a las siete de la mañana, se anotó una temperatura de siete grados y medio bajo cero. El frío es de una crudeza tal que por la calle no transitan más que las personas que a determinadas horas acuden a sus trabajos y ocupaciones. La nieve, que cae copiosamente, se hiela inmediatamente, lo que hace peligrosísimo el paso.

Málaga, el 11 de febrero de 1956.

En la ciudad de Burgos nevó durante 17 días seguidos, con 1 metro de nieve el día 26.

Testimonio de un riojano:

En la Rioja Baja, el río Linares se heló varios días y los chicos iban a patinar. También hicieron un enorme muñeco de nieve que tardó semanas en deshelarse

En “La Vanguardia” del 4 de febrero de 1956:

El Servicio Meteorológico acaba de darnos una noticia tremenda: desde hace más de medio siglo no se habían registrado en Barcelona temperaturas tan bajas como la de ayer. Ayer amaneció otra vez la ciudad soplándose la punta de los dedos. Sobre las siete de la mañana, cuatro grados con seis décimas bajo cero marcaron un hito nuevo en esta carrera de "records" que el cielo inclemente está despeñando sobre las ateridas cabezas de todos nosotros. El que el lago de Estangento se mantenga a treinta y dos grados bajo el punto de congelación, ya no sirve de alivio a una urbe aterida que está metida por los portales y en los quicios de las puertas, con cara de frío, esperando el autobús" (etc.)

Palma de Mallorca en febrero de 1956.

En la zona de Manresa se helaron los ríos Cardener y Llobregat.

Testimonio de un vecino en una aldea cerca de Requena (Valencia):

Se puso a nevar muy fuerte y apenas pudieron llegar a casa… los padres y madres llamaban a los hijos para que pudieran guiarse y no se perdieran en medio de la ventisca. Dice mi padre que estuvo así toda la noche, y que mi abuelo tuvo que desatar las caballerías porque se asustaban y temía que se ahorcaran, y todos durmieron junto a la lumbre que mantenía mi abuelo al 100%. Se acumularon 4 m de nieve en los ventisqueros, y en otros lados solo había 1 palmo. Se heló la rambla de La Albosa, y estuvo así muchos días. La nieve duró hasta mayo y durante 1 mes las temperaturas eran de bajo cero, incluso con el sol fuera. Tuvieron que cortar muchos olivos porque se helaron


Mapas 500 hPa y presión a nivel del mar en hPa del portal de Wetterzentrale basados en los reanalisis del NCEP correspondientes a los días 11 y 21 de febrero de 1956 a las 00 UTC.


Referencias y links

RAM 6. http://www.meteored.comramnumero6febrero56.asp

http://foro.meteored.com/index.php?board=9;action=display;threadid=424
Barcelona es, o no, ciudad de nieves. Per Antonio Tomás Quevedo

La nieve a la Ciudad Condal. http://www.acamet.orgextraneu62_art01.htm

5 pensamientos en “El Gran Frío: 1956

  1. Rosario Dorda viuda de Lizárraga

    Estaba recién casada, madrileña con vasco. Mi novio siempre me dijo que en el País Vasco ,y en la costa no hacía tanto frío como en Madrid. Pero recuerdo aquel mes de Febrero del 56 con verdadero horror.En las laderas del Jaizquibel ( Hondarribia e Irún) llegó a 17 bajo cero. En la ciudad a12 . Nunca se me olvidará Rosario Dorda viuda de Lizárraga

  2. ángel martín garcía

    Me gustaría recordar el día 5 de Enero , el año en que amaneció todo Madrid helado

  3. Joel

    joder, ya me gustaría que volviese a pasar. Sería algo divertido y no iría al instituto por un buen tiempo. También tiene cosas negativas como la calefacción que en estos tiempos nos estamos para gastar mucho pero bueno… Es algo que no pasa cada día.

  4. Pingback: ¿Qué es, en mi opinión, una ola de frío? | Capturando la temperie

  5. eldesempre

    En Castellón de la Plana y Vila-Real, se helaron muchos naranjos (árboles) lo que produjo enormes pérdidas económicas, y fue la causa de que muchos empresarios agrícolas, reorientaran y/o diversificaran su actividad hacia la fabricación de materiales cerámicos (pavimentos y revestimientos cerámicos; gres) y así podemos decir que la helada del 56 fue el inicio del auge de la industria cerámica en Castellón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *