Huracanes eléctricos

NASA El oficial científico de la NASA John tomó esta foto del huracán Emily el 17 de Julio de 2005, cuando sobrevolaba la zona del Caribe. Imagen y Crédito: NASATres de los más poderosos huracanes de ...

Huracanes Eléctricos
El oficial científico de la NASA John tomó esta foto del huracán Emily el 17 de Julio de 2005, cuando sobrevolaba la zona del Caribe. Imagen y Crédito: NASATres de los más poderosos huracanes de 2005 estaban llenos de misteriosos rayos.El rugir del trueno y el destello del relámpago significan generalmente una cosa: una tormenta está acercándose. Curiosamente, aunque, las tormentas más grandes de todas, los huracanes, carecen notoriamente de relámpagos. Los huracanes llevan vientos intensos, generan lluvias, inundan lugares, pero raramente producen descargas eléctricas.Sorpresa: Durante la estación de huracanes de 2005 se registraron tres importante tormentas tropicales de gran alcance -- Rita, Katrina y Emily -- y generaron relámpagos. Y los investigadores quisieran saber porqué.Richard Blakeslee del Centro Global de Hidrología y del Clima (GHCC) en Huntsville, Alabama, fue uno de un equipo de científicos que exploraron el huracán Emily usando el avión de ER-2 de la NASA, una versión del aeroplano famoso y espía U-2, pero ahora con fines de investigación.Volando muy arriba y sobre la tormenta tropical, observaron frecuentes relámpagos en la pared cilíndrica de las nubes que rodeaban al ojo del huracán. Tanto las descargas nube-nube y rayos, nube – tierra, estaban presentes, "algunos destellos por minuto," dijo Blakeslee."Generalmente no hay muchos relámpagos en la región de la pared del ojo," dijo el investigador. "De hecho, los campos eléctricos sobre el Emily estaban entre los más intensos medidos jamás por los sensores del aeroplano sobre cualquier tormenta. "Observamos campos constantes superiores a 8 kilovoltios por el metro," afirmó Blakeslee. "Que es enorme, comparable a los campos más fuertes que esperábamos encontrar sobre las tormentas de mesoescala que se producen en tierra."El vuelo sobre el Emily era parte de una campaña de toma de datos de 30 días en julio de 2005 organizado y patrocinado por la NASA para mejorar la comprensión de los científicos sobre los huracanes. Blakeslee y otros de la NASA, de la NOAA y de 10 universidades de EEUU viajaron a Costa Rica para la campaña, que se denominó los "Sistemas y procesos de las nubes tropicales." Del aeropuerto internacional, cerca de San José, la capital de Costa Rica, podía volar el ER-2 tanto hacia las tormentas del este del Océano Pacífico y las del Caribe. Combinaron los datos ER-2 con datos de los satélites y de los sensores terrestres para conseguir una vista más realista de cada tormenta.El ER-2 en ruta hacia el huracán. [Más]. Foto y crédito NASA.Sin embargo, fue posible observar algunas semejanzas entre ellas:(1) las tres tormentas eran poderosas: Emily fue una tormenta de la categoría 4, Rita y Katrina fueron de categoría 5;(2) las tres estaban sobre el agua cuando sus relámpagos fueron detectados; y(3) en cada caso, los relámpagos fueron localizados alrededor de la pared del ojo.¿Qué significa esto? La respuesta podía enseñar a los científicos algo nuevo sobre el funcionamiento interno de los huracanes.Realmente, dice Blakeslee, la razón por la que la mayoría de los huracanes no tienen relámpagos se comprende. "Están faltos de un ingrediente fundamental: vientos y corrientes verticales."Dentro de las nubes tormentosas, las corrientes verticales hacen que los cristalitos de hielo y gotitas del agua (llamadas "hidrometeoros") se desplacen y choquen entre si. Este "frotamiento" hace los hidrometeoros se carguen. ¡Piense en el frotamiento de sus pies a través de la alfombra de lana -- zap! Es el mismo principio. Por las razones no entendidas completamente, la carga eléctrica positiva se acumula en las partículas más pequeñas mientras que la carga negativa se aferra en las más grandes. Los vientos y la gravedad separan a los hidrometeoros cargados, produciendo un campo eléctrico enorme dentro de la tormenta. Ésta es la fuente de las descargas.Imagen infrarroja realzada del GOES 11 del huracán Emily. Rayos en amarillo, +, positivos, y negativos -. Los símbolos marcan los lugares de los relámpagos detectados por la red norteamericana de la detección de rayos. La línea verde es la trayectoria seguida por el ER-2. Haga Click para ver más información obtenida durante el vuelo. Crédito NASA.Las descargas han sido vistas en huracanes anteriormente. Durante una campaña de campo en 1998 llamada CAMEX-3, los científicos detectaron relámpagos en el ojo del huracán Georges sobre la isla del Caribe: la Española. Los relámpagos fueron probablemente generados debido al aire que se vio forzado a ascender por el llamado forzamiento orográfico, cuando el huracán golpeó las montañas.“Los huracanes son probablemente generadores de relámpagos cuando están llegando a tocar tierra," dicen Blakeslee. Pero no había montañas debajo de los "huracanes eléctricos" que se desplazaban sobre el agua plana en el 2005.Se está tentando en pensar que, ya que Emily, Rita y Katrina fueron excepcionalmente intensos, su violencia explica de alguna manera la presencia de relámpagos. Pero Blakeslee dice que esta explicación es demasiado simple. "Otras tormentas han sido igualmente intensas y no produjeron muchos relámpagos. Debe haber algo más."Es demasiado pronto para decir y asegurar cuál es ese factor que falta. Los científicos necesitarán meses digerir la gran cantidad de datos recopilados en campaña relativa a este año antes de que puedan tener una respuesta. Dice Blakeslee, "todavía tenemos mucho que aprender sobre los huracanes."Autores: Patrick L. Barry y Dr. Tony PhillipsEditor de production: Dr. Tony PhillipsCrédito: [email protected]ás en:http://science.nasa.gov/headlines/y2006/09jan_electrichurricanes.htm?list755032

Esta entrada se publicó en Noticias en 02 Feb 2006 por Francisco Martín León