Último coletazos de la 'gota fría': ¿dónde seguirá lloviendo?

La gota fría que ha cruzado la Península Ibérica se encuentra ahora sobre el Mediterráneo, donde en las próximas horas aún puede llover con intensidad. A partir del miércoles mejora la situación, pero con matices. Aquí te contamos lo que puede pasar.

Samuel Biener Samuel Biener 27 Ago 2019 - 11:22 UTC
Las tormentas podrían descargar con intensidad en las próximas horas en algunas zonas del litoral mediterráneo. ¡La DANA aún no ha dicho su última palabra!

Durante las últimas horas una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), más conocida como gota fría, ha cruzado la Península Ibérica dejando a su paso tormentas muy intensas, con granizo, fuertes rachas de viento e incluso tornados en las provincias de Sevilla y Málaga. Las crecidas repentinas provocadas por los fuertes aguaceros también nos han dejado imágenes muy impactantes.

Pese a la fama que tiene la gota fría, este fenómeno en agosto se suele traducir en una situación de tormentas localmente muy intensas y de distribución muy irregular, tal y como ha sucedido. No hay que olvidar que las trayectorias de estas depresiones en altura son tremendamente erráticas, por lo que son muy complicadas de prever.

Mejora progresiva en el Mediterráneo

De cara a la tarde del martes aún se espera una situación complicada en la mitad oriental peninsular y en Baleares, donde la lluvia podría volver a caer con fuerza, sin descartar que de nuevo aparezca el temido granizo y que se produzcan fuertes rachas de viento asociadas a las tormentas. En cambio, por el interior y el oeste los cielos tenemos ya menos nubes y con temperaturas diurnas que tenderán a subir.

El miércoles los chubascos pueden descargar todavía con cierta intensidad en puntos del archipiélago balear y de Cataluña, y los modelos no descartan que durante la segunda mitad del día pueda formarse algún chubasco en zonas de montaña del norte del país. En el resto, la situación será bastante estable, con un ascenso casi generalizado de los valores diurnos.

Vuelve la estabilidad, con matices

En la segunda mitad de la semana el sol y las temperaturas veraniegas dominarán el panorama meteorológico de España, pero con algunas excepciones. Los mapas señalan que se espera cierta inestabilidad en altura, por lo que en zonas de montaña del noreste peninsular podrían crecer chubascos y tormentas vespertinos. También se esperan algunas lluvias en el Cantábrico y por el Estrecho.

Se reforzará el viento de levante, por lo que los termómetros podrían quedarse entre los 35 y los 40ºC en algunas zonas de Andalucía y Extremadura, donde han tenido verano bastante plácido en comparación con los anteriores. Pero tampoco hay que olvidar que en estas fechas aún nos pueden afectar irrupciones de aire muy cálido, aunque por ahora no se prevén a corto y medio plazo.

Sin duda, ha sido un mes de agosto muy singular en España. Arrancaba con temperaturas muy altas en el interior y en el este, mientras que a partir del día 15 la atmósfera se mostró más dinámica, con acumulados de más de 100 l/m2 durante la semana pasada en puntos de las provincias de Alicante o Valencia, cerrando el mes y el verano climatológico con inundaciones, granizo y tornados.

Publicidad