Se avecina una tarde de tormentas fuertes, con vendavales y granizo

En las próximas horas tendremos la última tanda de tormentas fuertes de la semana, acompañadas de rachas de viento intensas y granizo. Afectarán al interior y puntos del este peninsular.

Juan José Villena Juan José Villena 21 Ago 2019 - 10:24 UTC
tormenta
En las próximas horas las tormentas volverán a ser intensas en el interior y este de la Península.

Esta tarde una pequeña vaguada, con temperaturas de hasta -15 ºC a unos 5500 metros sobre nuestras cabezas, provocará el desarrollo de nubes de tormenta en el interior y el este peninsular. Los cumulonimbos crecerán vigorosos por el contraste con las altas temperaturas de la superficie, los buenos índices de humedad y la divergencia de vientos en altura. Esta última se dispondrá en la zona delantera de la lengua de aire frío, alentando los ascensos de aire que son el ‘motor’ de las tormentas.

En las últimas horas la nubosidad está siendo abundante en el sureste peninsular, con lluvias que puntualmente han sido intensas y persistentes. En el observatorio de la localidad de Villalonga (AVAMET), perteneciente a la comarca valenciana de La Safor, desde la tarde de ayer se han acumulado más de 200 litros por metro cuadrado. La ciudad de Alicante ha sumado menos, entre 70 y 100 l/m2, pero el chaparrón ha bastado para que algunas calles hayan amanecido totalmente anegadas. Esta mañana las lluvias han ido perdiendo extensión e intensidad. De forma transitoria, claro.

En cuanto apriete el sol, las nubes de evolución diurna tomarán las riendas. Los primeros chubascos tormentosos caerán en el Sistema Central, zona oeste del Ibérico y Ciudad Real; avanzada la tarde llegarán a otros puntos de Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón y la Comunidad Valenciana. En esta última más bien de cara a la noche, cuando los aguaceros se extenderán al litoral. Las tormentas podrán dejar hasta 30 l/m2 en una hora, fuertes rachas de viento y granizo. La AEMET ha decretado avisos en cerca de 20 provincias debido a estos fenómenos. La Serranía de Cuenca, el este de Guadalajara, Teruel y el interior de Castellón lucen de naranja en el mapa de riesgos.

Los tercios norte y oeste de la Península, al igual que los archipiélagos, quedarán al margen del episodio. Solo lloverá en el norte de Galicia y de forma puntual en Pirineos. En todas estas zonas las temperaturas máximas se mantendrán sin cambios o subirán; en el sureste registrarán un ligero a moderado descenso.

Después, hasta el domingo tiempo más tranquilo

Tras la vaguada las altas presiones proporcionarán un tiempo más estable y caluroso, al menos hasta el sábado. A lo largo del domingo podría llegar una nueva vaguada o DANA con potencial para dejar tormentas en muchos puntos de la Península Ibérica. Y si encaja bien, además, los chaparrones podrían quedarse unos cuantos días. La recta final de agosto pinta húmeda.

Publicidad