El noreste peninsular amanece con lluvias torrenciales

Mientras la sequía se sigue cebando con el centro peninsular, las lluvias intensas afectan al Valle del Ebro y el norte de la vertiente mediterránea. Continuará por allí hasta el jueves.

Victor González Victor González 20 Ago 2019 - 10:49 UTC

Durante toda la noche las precipitaciones han sido intensas y bastante generalizadas en buena parte del noreste de la Península Ibérica. Destacan acumulados como los 103 litros por metro cuadrado recogidos en Castejón de Valdejasa (Zaragoza) en las últimas 24 horas. Sin embargo, las consecuencias más graves las hemos encontrado cerca del litoral Mediterráneo donde varias células tormentosas han permanecido casi estacionarias, dejando precipitaciones más irregulares y restringidas pero que han llegado a alcanzar intensidad torrencial en estas últimas horas. Estas tormentas, alimentadas por la convergencia de brisas frente a la costa, no estaban especialmente organizadas, sin embargo, su lento desplazamiento y gran contenido de agua precipitable han permitido la acumulación de cantidades alarmantes de lluvia.

Es el caso de Benicarló (Castellón) donde una multicélula ha permanecido prácticamente estática sobre la zona entre las 7:30 y las 9:00 am. Las precipitaciones han llegado a ser muy fuertes en la zona según las estimaciones del radar, rondando probablemente los 100 l/m2 en ese periodo como ya han corroborado algunos aficionados en la zona. Sin embargo, la localización tan puntual de las tormentas ha impedido que los pluviómetros oficiales registrasen la magnitud del episodio al no haber ninguno ubicado en la zona de mayor torrencialidad

Las consecuencias no han tardado en dejarse notar. Antes incluso de finalizar la tormenta, diversos cauces se han desbordado obligando a los bomberos a rescatar a varias personas atrapadas en sus vehículos con la subida del nivel del agua, afortunadamente sin lamentar daños personales. No obstante, no hay que bajar la guardia, puesto que las tormentas seguirán produciéndose tanto hoy como mañana y podría repetirse la situación en otras zonas.

Publicidad