tiempo.com

El final del verano: un agosto sin olas de calor y con tormentas

Habrá días de calor, sin duda, pero nuestro modelo de referencia no anticipa periodos de temperaturas anormalmente cálidas y sí algunos días con tormentas. Así será la recta final del verano climatológico. 

Tormenta en la playa
Este mes de agosto parece que no traerá episodios de temperaturas muy altas y sí tormentas.

Durante los dos primeros días de la semana actual, gran parte de la mitad oriental de la Península y Baleares, especialmente el lunes, se vieron afectadas por una masa de aire frío en las capas altas que produjo intensas precipitaciones en Cataluña, el sur de Aragón, la Comunidad Valenciana, la región de Murcia y Baleares, recogiéndose en veinticuatro horas cerca de 100 litros por metro cuadrado en algunas comarcas.

Posteriormente, al alejarse el embolsamiento de aire frío, la atmósfera se ha caracterizado por una estabilidad casi absoluta, exceptuando alguna que otra tormenta aislada y de poca importancia, y por unas temperaturas diurna que, aun siendo altas en la mitad sur, están siendo bastante más llevaderas que las de la semana pasada. Pese a ese descenso han seguido superándose los 35 ºC en zonas de Andalucía y de Castilla La Mancha.

La semana terminará con chubascos tormentosos

Hoy predominarán los cielos despejados. Solo existirá la posibilidad de lluvias débiles en puntos aislados del Cantábrico y de alguna tormenta en los Pirineos. También estará parcialmente nuboso por la mañana en Galicia, el Estrecho y en el litoral valenciano, y durante todo el día en el norte de Canarias. Mañana habrá nubes en Galicia y Asturias con lluvias débiles que podrían extenderse a otras zonas del Cantábrico. En las próximas 36 horas notaremos temperaturas más altas, sobre todo en el sur peninsular, norte de Cataluña y Baleares. En Córdoba y Sevilla podrán alcanzarse los 40 ºC.

Tormentas fin de semana
En la tarde del sábado volverán las tormentas al noreste peninsular, Comunidad Valenciana e interior de Murcia.

El sábado una vaguada en niveles altos dará origen a numerosos chubascos en la mitad norte peninsular que podrán ser fuertes y tormentosos en el noreste, la Cordillera Ibérica, meseta castellanoleonesa y la Comunidad Valenciana. Mientras tanto, en el sur predominarán los cielos despejados. Las temperaturas diurnas descenderán excepto en el sureste, Baleares y Canarias. Solo en Murcia se alcanzarán 36 ºC.

Agosto empezará con tiempo variable

La primera semana de agosto será también de situaciones cambiantes. El día uno, tras el paso de la vaguada del día anterior, solo habrá algunas precipitaciones en el noreste peninsular y en el norte del área mediterránea. Un frente se irá aproximando a Galicia que, sobre todo el lunes, aportará nubosidad y precipitaciones que no llegarán al sur de la península, donde se mantendrá el ambiente soleado. Las temperaturas descenderán en los archipiélagos y subirán en Galicia, litoral cantábrico y cuenca alta del Ebro.

La primera semana de agosto probablemente traerá precipitaciones por encima del promedio en muchas regiones y temperaturas frescas. 
Lluvias en agosto
Mapa con las anomalías de precipitaciones previstas para la primera semana de agosto.

Durante la segunda semana seguirá predominando la estabilidad atmosférica. Si hay precipitaciones, serán algunas de carácter débil en el tercio norte donde ocasionalmente pueden ser tormentosas. Las temperaturas serán superiores a las normales en el centro, Extremadura, oeste de Andalucía y de Castilla La Mancha. En el resto de las regiones parece que permanecerán en los valores normales.

Las circunstancias pueden cambiar, pero podría acabar sin olas de calor

En la segunda quincena la canícula habrá terminado oficialmente y aunque las fechas están lejos y las circunstancias pueden cambiar, en principio, se prevé que tanto en lo referente a temperaturas como a precipitaciones los parámetros estén dentro de los normales de la época. Es, por tanto, poco probable que se presente una ola de calor y sí pueden producirse tormentas de cierta intensidad.