tiempo.com

Locura primaveral camino del Domingo de Ramos: sorpresa tras la nieve

En las próximas horas las nevadas serán importantes en el sureste peninsular, con la llegada de una borrasca que interaccionará con la masa de aire frío que se encuentra en la Península, recordando a lo que sucedió con Filomena. A partir del miércoles el panorama cambia de forma radical.

Semana Santa Consulta nuestro especial El tiempo en Semana Santa
Las nevadas serán importantes en las próximas horas en el sureste, aunque la situación se estabilizará a partir del miércoles..

Dejamos atrás un marzo que ha sido histórico en algunas comunidades en lo que respecta a la pluviometría, y eso que hace unas semanas se hablaba precisamente de lo contrario: del fantasma de la sequía, que sigue muy presente en bastantes zonas del país.

Con la llegada de la primavera climatológica llegó la revolución atmosférica y, tras muchos días de lluvia en marzo, en estos primeros días de abril están siendo noticia las temperaturas anormalmente bajas para las fechas, con nevadas muy cerca del mar. También en las últimas horas, de nuevo, han caído chaparrones intensos y nieve en zonas altas de Canarias por una nueva borrasca.

Lluvias y nevadas en el sur en la primera parte de la semana

Precisamente, esta borrasca se acercará a la Península hoy, condicionando la situación meteorológica de las próximas horas. Además, se encontrará con bastante frío en la Península, por lo que las nevadas se producirán en cotas no muy habituales a principios de abril en puntos del este de Andalucía y del sureste, y además de cierta entidad. Se producirá una interacción entre la masa de aire atlántica que llega de la mano de la borrasca, y el aire ártico que todavía está con nosotros, recordando la situación sinóptica a la de Filomena, aunque con consecuencias muy distintas.

Las lluvias serán localmente intensas hoy en el entorno del Estrecho y Melilla, y se extenderán a otras zonas de Andalucía oriental, sureste de Castilla-La Mancha, Región de Murcia y sur de la Comunidad Valenciana. La cota de nieve rondará los 900-1200 metros en el este-sureste, mientras que por Andalucía se situará por encima de 1300. Se esperan espesores de más de 10 centímetros en Almería, sierras albaceteñas y en el noroeste de la Región de Murcia.

En las próximas horas habrá precipitaciones en muchas zonas de la mitad sur peninsular, con nevadas de más de 10 centímetros en las sierras. En el resto hará frío de pleno invierno.

En la vertiente cantábrica se esperan lloviznas y nevadas dispersas, y en el resto el tiempo será estable, pero con mucho frío para la época, con temperaturas de pleno invierno. En Albacete, Burgos o Soria no pasarán de los 6-8 ºC. Además, el flujo de levante se intensificará en la fachada mediterránea y en el Estrecho, donde soplará con rachas intensas, dejando la situación marítima muy alterada.

Mañana la inestabilidad irá a más mientras la borrasca avanza hacia el este. Se esperan precipitaciones localmente fuertes en el sur de Andalucía y en el entorno del Estrecho, aunque prácticamente se extenderán por toda la mitad sur peninsular y, con el paso de las horas, acabarán llegando a Baleares. Las nevadas seguirán siendo significativas para las fechas en el sureste peninsular, con una cota de nieve que subirá ligeramente, para situarse por encima de los 1100 metros, mientras que en Andalucía rondará los 1300-1500.

El viento de levante seguirá arreciando en la vertiente mediterránea, donde la situación marítima continuará bastante complicada. En el norte predominarán los cielos poco nubosos y, además, comenzarán a subir las temperaturas por allí. Sin embargo, la próxima madrugada de nuevo será muy fría, con valores de hasta -5 ºC en Palencia y León.

El miércoles será un día de transición

El miércoles todavía quedarán algunos chubascos residuales en Baleares, sur de Andalucía y Estrecho, que podrían ser puntualmente intensos. Con el paso de las horas se irán retirando. También podrían producirse algunas precipitaciones dispersas en el extremo norte. La cota de nieve irá subiendo rápidamente. En el resto, predominará el ambiente anticiclónico. Las temperaturas diurnas y nocturnas ascenderán de forma generalizada, y las heladas quedarán restringidas a zonas de montaña y algunos sectores de la Meseta Norte.

Segunda mitad de la semana con ambiente muy suave: hasta 25 ºC

El jueves el anticiclón empezará a ganar terreno, predominando un tiempo estable en gran parte del país, aunque un frente podría dejar algunas precipitaciones en Galicia y regiones aledañas. Las temperaturas seguirán subiendo tanto de día como de noche, y el viento del suroeste dejará valores de más de 20 ºC en el sur, vertiente mediterránea y en el litoral cantábrico.

Calor abril
El viento de poniente dejará temperaturas de unos 25 ºC a finales de semana en la vertiente mediterránea.

El viernes llegará un nuevo frente que dejará lluvias localmente persistentes en Galicia, y que se extenderán al resto del noroeste de forma más débil y dispersa. La nubosidad media y alta irá a más en la mitad occidental, mientras que en el litoral mediterráneo lucirá el sol. Las temperaturas seguirán subiendo, de tal modo que en la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Cataluña se alcanzarán o superarán los 25 ºC por el viento de poniente.

¿Aguantará el tiempo estable hasta el Domingo de Ramos?

Para el fin de semana, que coincide con el inicio de los días grandes de la Semana Santa, se espera un tiempo en general estable y con temperaturas primaverales, ya que nos afectará una masa de aire bastante suave. Seguirán llegando sistemas frontales que dejarán precipitaciones en el norte y noroeste. Si se cumplen las previsiones de nuestro modelo de cabecera, a partir del Domingo de Ramos podría complicarse la situación, coincidiendo con la Semana Santa.