Dos días de calor, pero atención a los chaparrones del viernes

La primavera climatológica se despedirá con un ambiente muy variable en España: calor en el sur, tormentas e incluso nuevas nevadas en el norte peninsular. Aquí te lo contamos.

Samuel Biener Samuel Biener 22 May 2019 - 11:03 UTC
Tormenta mayo
Tormenta de ayer por la tarde afectando al oeste de la ciudad de Valencia.

En las últimas horas las tormentas nos han dejado estampas espectaculares en algunas zonas de la mitad oriental. Granizo, fuertes rachas de viento y aguaceros muy intensos que caen durante la tarde, mientras que el sol aprieta por la mañana. Primavera en estado puro, y esta dinámica continuará durante los próximos días.

Sin embargo, parece que hasta el viernes tendremos una situación muy tranquila en lo que respecta a la situación meteorológica en gran parte de España, ya que durante unas horas nos afectará una cresta anticiclónica (aire cálido y estable). No habrá que perder de vista a la incipiente vaguada que nos afectará entre viernes y sábado, que provocará cambios.

De cara al jueves, tendremos un ambiente cálido en el interior, sur y litoral mediterráneo, con valores máximos que podrán rondar los 35 ºC en el valle del Guadalquivir, por ejemplo, en puntos de Córdoba y Sevilla. Se superarán los 30 ºC en otras regiones de la mitad sur y en el prelitoral este. En el interior las temperaturas diurnas oscilarán entre los 25-30 ºC.

La situación será distinta en el norte y en el noroeste, donde las temperaturas empezarán a bajar por la llegada de una vaguada desde el Atlántico. Por allí se esperan algunos chubascos y tormentas de carácter irregular, que se irán extendiendo de oeste a este. En el resto del país las nubes altas y medias irán en aumento.

Tormentas y nevadas para despedir la primavera climatológica

A partir de ese momento, hay bastante incertidumbre con lo que puede pasar. El viernes la vaguada se situará sobre la vertical del norte de la península, con chubascos y tormentas que podrían ser localmente intensos en el noreste, y con nuevas nevadas en zonas altas de la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico y Pirineos.

Algunos modelos prevén que la vaguada podría profundizarse y desgajarse sobre la mitad este, situación que de cumplirse provocaría un repunte de la inestabilidad en el tercio oriental. Esto se podrá concretar en las próximas horas. Lo que sí que está asegurado es el descenso de las temperaturas, las máximas bajarán entre 6 y 10 ºC en el cuadrante noreste peninsular.

En Canarias no se aprecian cambios significativos de cara a los próximos días, los alisios seguirán dominando el panorama meteorológico. A medio y largo plazo los mapas continúan mostrando ondulaciones en el Jet Stream, por lo que parece que el ambiente variable nos acompañará en España en estos últimos días de la primavera climatológica.

Publicidad