StoreWindows10

La contaminación y las 7 millones de muertes prematuras al año

El aire es una mezcla de gases que conforma la atmósfera terrestre. Si permitimos que se siga contaminando pondremos en riesgo nuestra salud y perjudicaremos el equilibrio ecológico y del medio ambiente que nos rodea.

Úrsula Pamela García Úrsula Pamela García Juan José Villena 20 Nov 2018 - 08:50 UTC
Madrid contaminación
La ciudad de Madrid con la típica 'boina' de contaminación en situaciones anticiclónicas.

Polución es la presencia de una o más sustancias nocivas en el aire, que tienen efectos negativos en seres vivos y en la calidad de éste. Algunas de las sustancias causantes de la polución del aire son los óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs, por sus siglas en inglés) y partículas de polvo.

La contaminación interior (habitaciones y hogares) y exterior (aire libre) del aire, causa aproximadamente 7 millones de muertes prematuras cada año. Este dato se puede corroborar con en el aumento de ataques cerebrales, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias, crisis asmáticas, bronquitis, etc.

Dicha contaminación origina estragos en el medio ambiente. Por ejemplo, la exposición al ozono reduce la capacidad en las plantas de realizar la fotosíntesis, los óxidos de azufre y nitrógeno al precipitarse afectan la fertilidad del suelo y debilitan los bosques, y en lagos o ríos la deposición de contaminantes eleva la acidez del agua afectando directamente a especies que habitan en ella o la fauna que la consume.

Datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que el 80% de las personas que viven en áreas urbanas con altos rangos de contaminación del aire están más expuestas a daños en la salud, ya que el aire de esas áreas superan el nivel de referencia de 10 µg / m3.

Captura aérea de la ciudad de Nueva Delhi, India, durante un día con mucha acumulación de smog.

Las principales causas de contaminación al aire exterior es por la presencia y desplazamiento de vehículos, generación de energía, sistemas de calefacción de edificios, incendios forestales, incineración de desechos fósiles e industriales y en algunas regiones erupciones volcánicas. Además, más de 3 mil millones de personas en todo el mundo dependen de combustibles contaminantes como la quema de biomasa, carbón y el queroseno, que usan para cocinar, calentar e iluminar su hogar.

La calidad del aire está relacionada con el clima y los ecosistemas del planeta Tierra, muchas de la acciones como la combustión de combustibles fósiles son la principal fuente de emisión de CO2, gases como el ozono y el carbono negro son contaminantes climáticos de corta duración que contribuyen al cambio climático.

Algunas propuestas para la mejorar la calidad del aire

Podemos reducir la contaminación del aire ampliando el acceso a energías, combustibles y tecnologías renovables, así como el mejoramiento en redes de tránsito urbano, creando más áreas para caminar y para ciclistas; el diseño arquitectónico de edificios energéticamente sustentables; una mejor gestión de residuos y desechos; y la producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovables, dejar de fumar tabaco, ser cuidadosos con el uso del fuego en bosques o regiones de siembra.

Publicidad