StoreWindows10

Islas Canarias: La mayor diversidad climática de Europa

Canarias se encuentra en la zona de transición entre el mundo templado y el tropical. Por su localización, y por la gama de factores que la rodean, es muy difícil definir un clima específico. Es por ello, que la palabra más nombrada a la hora de hablar del clima canario es la de microclimas.

Pedro Gavidia Pedro Gavidia 21 Mar 2018 - 09:58 UTC
Foto de las Islas Canarias realizada el día 15 de junio de 2013, la mejor foto del año de la Tierra según la NASA. Autor: Satélite Terra.

El archipiélago, por su ubicación, debería de tener un clima cálido y seco, pero sin embargo factores como la insularidad y el relieve dan lugar a considerables contrastes de precipitaciones y a la existencia de temperaturas muy bajas.

Las lluvias en Canarias son más intensas a finales del otoño y, fundamentalmente, en invierno, siendo el verano la estación más seca del año. Las precipitaciones se caracterizan por una irregularidad interanual, es decir, existe una sucesión de años lluviosos o muy lluviosos, con años secos o muy secos.

En cuanto a las temperaturas, el archipiélago se caracteriza por unas condiciones térmicas suaves. En general, las temperaturas más cálidas se registran en las costas del sur de todas las islas, en donde la media anual supera los 20ºC. A medida que subimos en altitud, la temperatura media anual desciende, hasta 14ºC por ejemplo en las cumbres de Gran Canaria, a 13ºC en las de las islas de El Hierro y La Gomera, en las zonas altas de La Palma se llegan a registrar 9ºC o en las Cañadas del Teide en Tenerife hasta 5ºC.

Sin embargo, sí se pueden observar diferencias si comparamos las temperaturas y precipitaciones de las zonas costeras, las zonas de interior y las zonas de cumbres.

Esquema climático Canarias
Esquema climático general de las Islas Canarias según su altitud y orientación.

El clima de la zona costera se caracteriza por tener temperaturas elevadas y lluvias escasas. Las precipitaciones anuales son inferiores a 250 mm. Este clima se da en la totalidad de Fuerteventura y Lanzarote y en la mayor parte de las zonas costeras del resto de las islas. La zona costera del sur de cada isla es más calurosa y seca que la del norte. Los alisios que entran por la zona norte “refrescan” más esta zona.

El clima de las zonas interiores de las islas se caracteriza por tener temperaturas suaves; cálidas en verano y algo frescas en invierno. Las precipitaciones son escasas aunque mayores que las que se dan en las zonas costeras. Menos en Lanzarote y Fuerteventura, este tipo de clima lo podemos encontrar en todas las islas. Dentro de este dominio climático, destaca la vertiente norte de las islas, en las cuales, se sitúa desde los 600 y los 1.500 metros de altitud. Aquí el clima es frío y húmedo, dándose la formación de nubes que beneficia al suelo con el rocío y las nieblas. La temperatura media oscila entre 12ºC y 16ºC. Las precipitaciones alcanzan de 500 a 1.000 mm al año.

Imágen del famoso "Mar de nubes" afectando a las zonas interiores de la vertiente norte de la isla de Tenerife. Fuente: https://alisio20.wordpress.com

Por último, en la zona alta, podemos diferenciar dos niveles. Por un lado el que comprende de los 1.500 a los 2.700 metros de altitud. Sólo existe en las islas con mayor elevación: Tenerife, La Palma y Gran Canaria. Suele caracterizarse por un aire seco, constituido por el componente superior de los alisios, excepto cuando se producen las invasiones de aire polar marítimo. Cae nieve casi todos los años. Las precipitaciones no suele superar los 400 mm  y con frecuencia se producen temperaturas inferiores a los 0ºC. Un segundo nivel en la zona alta, es el que comprende entre los 2.700 y 3.700 metros de altitud. Este nivel sólo existe en la isla de Tenerife, en el Pico Viejo y El Teide, llegándose a alcanzar temperaturas de 15ºC bajo cero, con importantes nevadas, fundamentalmente en invierno.

En resumen, el clima canario es suave y apenas presenta contrastes estacionales en el año. Sin embargo sorprenden los contrastes climáticos en distancias tan cortas. Es lo que se conoce como microclima. Esta variedad climática en tan poca extensión es lo que ha hecho que las islas mayores sean consideradas como microcontinentes.

Publicidad