Así nieva hoy, 11 de junio, en el norte de la Península

Escasean las precipitaciones y, las pocas que se producen, caen en forma de nieve a tan solo 1500 metros. El hielo y la nieve siguen siendo noticia en nuestro país en un mes de junio atípico.

Victor González Victor González 11 Jun 2019 - 18:11 UTC
nieve verano
Nieve con el Escuadrón de Espinosa de los Monteros, Burgos, hoy. Foto del 'Ejército del aire'.

El mes de junio va avanzando y lo cierto es que lo hace con anomalías meteorológicas bastante importantes, tanto en la Península Ibérica como en buena parte del continente europeo. Hace tan sólo unos días las temperaturas se aproximaban a los 30ºC en el interior de Finlandia, e incluso superaban esa cifra en otras zonas del entorno del Mar Báltico. En cambio, en países como Alemania o Francia están siendo noticia las lluvias, las rachas de viento y algunas granizadas severas, todas ellas asociadas a fuertes tormentas que están encontrando en las llanuras del interior del continente un caldo de cultivo perfecto para su desarrollo.

El otro extremo de esas anomalías lo estamos teniendo en la Península Ibérica. Las precipitaciones escasean y las pocas que se producen son de nieve en los sistemas montañosos. La cota de nieve ha llegado incluso a descender por debajo de los 1500 metros en provincias del norte peninsular, destacando León, Palencia y Burgos. Además, no se nos debe olvidar que tampoco es la primera vez que el hielo y la nieve aparecen este mes por debajo de los 2000 metros en puntos de la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico Norte, Pirineos y Sistema Central.

Las nevadas están siendo especialmente llamativas en zonas donde los flujos de norte dejan precipitaciones por retención. Es el caso de la Cordillera Cantábrica, donde el blanco meteoro se ha acumulado en algunos de los puertos de montaña que comunican las dos vertientes del macizo montañoso. Sin embargo, estas precipitaciones han sido escasas o nulas más al sur, precisamente por la presencia de estos macizos montañosos y el efecto Foehn asociado a ellos en advecciones del norte.

Pero donde la nieve no llega, lo hace el frío. Las precipitaciones han quedado restringidas a zonas muy concretas, pero las bajas temperaturas se están notando en áreas mucho más amplias. Las máximas hoy están experimentando un descenso notable en toda la mitad norte del país y se espera que las mínimas en esta madrugada del miércoles alcancen valores negativos de forma generalizada en cotas medias y altas de los Pirineos, Sistema Ibérico, Sistema Central, Cordillera Cantábrica y Sierra Nevada. Además, donde el viento se calme y la noche permanezca despejada, las inversiones térmicas harán acto de presencia, pudiendo extenderse las heladas a los valles.

Seguirán las bajas temperaturas, pero... ¿hasta cuándo?

Para saber cuánto tiempo continuaremos con esta situación 'casi invernal', primero tenemos que fijarnos en el escenario que la está provocando. La corriente en chorro que separa las masas de aire templadas de las polares en nuestro hemisferio está muy ondulada y así permite el ascenso de masas de aire cálido hacia zonas polares, al igual que el descuelgue de aire frío y centros de bajas presiones a latitudes más bajas, como el que ronda Francia (BFA).

En principio, esta última baja se va a ir desplazando lentamente hacia el norte, por lo que cabe esperar una lenta pero progresiva recuperación de las temperaturas a lo largo de la semana. Sin embargo, las previsiones a medio plazo coinciden en que seguirán siendo frecuentes esos desalojos de aire más frío en las proximidades del continente y en consecuencia los ascensos de aire cálido a latitudes polares. Continuará el movimiento.

Publicidad