tiempo.com

Inundaciones espantosas en Tarragona, ¡las calles parecían "rápidos"!

Las lluvias torrenciales han vuelto a golpear al Mediterráneo, aunque en esta ocasión lo han hecho en el sur de Tarragona, donde en algunos municipios se han recogido más de 100 l/m2. Aquí te mostramos las imágenes más impactantes.

El mes de septiembre ha comenzado con una situación muy complicada en buena parte del país, con la llegada de una DANA desde el Atlántico que ha provocado un repunte de la inestabilidad y se ha traducido en fuertes aguaceros, granizadas y reventones, que han afectado sobre todo al interior peninsular y al litoral mediterráneo.

Precisamente, en la vertiente mediterránea se han vuelto a producir aguaceros torrenciales muy localizados. El viento cálido y húmedo de levante, al chocar contra las sierras prelitorales del sur de Tarragona, provoca que los núcleos se queden muy estáticos y se regeneren sobre una misma zona, tal y como ha sucedido en estos últimos días en Benicàssim o en el Puerto de Sagunto.

Los últimos datos de precipitación señalan que los municipios más golpeados por las lluvias torrenciales de las últimas horas han sido Alcanar y Sant Carles de la Ràpita, donde se han recogido más de 200 l/m2 en muy poco tiempo, provocando importantes inundaciones y daños en los núcleos urbanos. Se trata de una situación muy típica en el litoral mediterráneo en estas fechas, y son eventos extremadamente complicados de prever.

De nuevo, encontramos un problema de ordenación territorial, ya que en les Cases de Alcanar, uno de los núcleos que ha sufrido más daños en el día de hoy, se encuentra en la desembocadura de un barranco de escasa longitud y bastante pendiente. El trafico ferroviario se ha visto alterado por los daños sufridos en la infraestructura.

Según nuestro modelo de referencia, el HRES-IFS del ECMWF, en las próximas horas las tormentas más intensas se esperan en la provincia de Valencia, noreste de Albacete y sur de Cuenca, aunque harán acto de presencia en casi todo el interior y también en el Cantábrico Oriental, donde podrían ser igualmente bastante fuertes.

El viento de levante que llega cargado de humedad desde el cálido Mediterráneo es uno de los factores más importantes de este episodio de tormentas. Mañana las tormentas se concentrarán en la mitad norte, en el este y también acabarán llegando a Baleares. Durante el fin de semana poco a poco volverá la estabilidad, aunque parece que no por mucho.