Llega la lluvia de estrellas Gemínidas 2019, la más importante del año

Las Gemínidas se dejarán ver durante estos próximos días, con mayor frecuencia según avance la semana. Aquí hablamos un poco sobre la que puede ser la lluvia de estrellas más importante del año 2019.

Victor González Victor González 10 Dic 2019 - 12:33 UTC
Gemínidas
Lluvia de estrellas con la vía lactea de fondo. Las fotos de larga exposición permiten captar varios meteoros en una misma fotografía.

Hay fenómenos que acuden puntuales a su cita cada año, es el caso de las lluvias de estrellas. En realidad estamos hablando de una lluvia de pequeñas partículas sólidas, a menudo no más grandes que un grano de arena, que chocan violentamente contra la atmósfera superior a velocidades extremadamente altas. Sin embargo, hay épocas del año en las que son más frecuentes que en otras ¿por qué?

La frecuencia depende de si la Tierra atraviesa estelas de polvo de determinados cometas, o no. Los cometas son cuerpos de hielo y rocas, a menudo de varias decenas de kilómetros de diámetro, que giran alrededor del Sol siguiendo órbitas muy elípticas. Cuando se aproximan al Sol, este empieza a calentar la superficie y el cometa se desintegra dejando atrás una estela de polvo que también se queda orbitando alrededor de nuestra estrella. Cuando la Tierra atraviesa esa estela, literalmente recibe una lluvia de estos pequeños objetos que se desintegran antes de llegar a la superficie.

¿Por qué las vemos brillar a más de 50 kilómetros de distancia?

Aunque el rozamiento con la atmósfera se empieza a producir a más de 1000 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, realmente no es hasta su llegada a la mesosfera (50-90 km) cuando el rozamiento es lo suficientemente intenso como para hacerlas brillar.

La clave está en la velocidad que alcanzan, pudiendo superar los 50 km/s lo que implica una energía cinética enorme que se disipa por rozamiento con el aire en forma de calor. Esa partícula de polvo y el aire contra el que choca se calientan varios miles de grados centígrados antes de desintegrarse, lo que les permite brillar muy intensamente y, además, dejar una pequeña estela a medida que la partícula se desintegra.

Por supuesto, ese proceso dura poco y suele terminar en la estratosfera (15-50 km), mucho antes de alcanzar la superficie terrestre, incluso para las partículas más grandes, donde la densidad del aire es aún mayor y el rozamiento termina definitivamente con el objeto que queda reducido a polvo y vapor suspendido en la atmósfera.

La frecuencia será muy elevada, superior a los 120 impactos por hora

Las Gemínidas son una lluvia de meteoritos un tanto especial, proceden del rastro de Faetón, un asteroide muy peculiar y con características orbitales propias de un cometa. De hecho se le considera un cometa extinto que ya no deja cola ni residuos cuando se aproxima al Sol pero que siglos atrás sí lo hizo.

Para empezar, las Gemínidas tienen una frecuencia muy elevada que puede superar los 120 impactos visibles por hora, además su velocidad no es excesivamente alta debido a las características de su órbita, estos pequeños objetos chocan con la Tierra a unos 35 km/s, una velocidad relativamente lenta comparada por ejemplo con las Perseidas de agosto que llegan casi a 60 km/s. Esto facilita su observación, puesto que tienden a permanecer más tiempo en la atmósfera y su desintegración es algo más lenta.

¿Hacia dónde y cuándo habrá que mirar?

Su radiante, es decir, su zona de procedencia aparente en el cielo se encuentra en torno a la constelación de Géminis de la cual reciben el nombre, por tanto tendremos que mirar a esa dirección para poder observarlas más fácilmente. Además, esta zona del cielo alcanzará su punto más alto en torno a las 2:00 am, hacia el sur, por lo que será necesario esperar hasta medianoche para poder observarlas con mayor nitidez y altura en el cielo. ¿Cuándo se empezarán a ver? Normalmente las Gemínidas empiezan a verse desde los primeros días de diciembre, pero será la noche del 14 al 15 cuando se espera la máxima frecuencia de meteoros al atravesar la zona más densa de la nube.

¿En qué sitios de España se verán mejor?

La lluvia de estrellas será visible desde cualquier punto de nuestro país, salvo que la Luna o las nubes se interpongan. Habrá Luna llena apenas dos días antes, el 12 de diciembre, y eso significa que estará presente y con mucho brillo en el cielo, lo que puede limitar la observación de objetos menos brillantes. Aún así, las Gemínidas son una lluvia de estrellas muy activa y, si las nubes lo permiten, nos garantizarán disfrutar de una fructífera noche de observación. En un principio, las regiones del tercio este peninsular disfrutarán de un cielo más despejado, caso de Aragón, Cataluña, la Comunidad Valenciana o Murcia. También, esporádicamente, en el interior peninsular. Así que si eres de Madrid ¡no tires aún la toalla!

Publicidad