tiempo.com

Las olas de calor extremas invaden cada vez más zonas de la Tierra

En las últimas décadas se están sucediendo olas de calor cada vez más intensas y frecuentes por el cambio climático, y ahora un nuevo estudio ha identificado las más extremas del último medio siglo. ¿Cuáles son? Aquí te lo contamos.

Olas de calor extremas cambio climático
Canadá batió un récord histórico de temperatura el año pasado, cuando se registraron 49,6 °C en C en Lytton.

Un nuevo estudio científico ha identificado las olas de calor más extremas registradas en el mundo desde el año 1950. Entre ellas, se destaca la que afectó en 2021 al oeste de América del Norte, además de otras que décadas atrás han pasado desapercibidas.

El trabajo, dirigido por la Universidad de Bristol y publicado recientemente en la revista Science Advances, también advierte que probablemente las olas de calor se volverán más intensas en el futuro como consecuencia del cambio climático.

Las olas de calor identificadas como extremas

La ola de calor del oeste de América del Norte del verano pasado pulverizó los récords anteriores, con un máximo histórico canadiense de 49,6 °C en Lytton, Columbia Británica (Canadá). “La ola de calor del oeste de América del Norte del 2021 será recordada por su efectos devastadores”, asegura Vikki Thompson, coautora del estudio.

“Sin embargo, el estudio expone varios extremos meteorológicos mayores en las últimas décadas, algunos de los cuales pasaron desapercibidos, probablemente debido a su ocurrencia en países más desfavorecidos. Es importante evaluar la gravedad de las olas de calor en términos de la variabilidad de la temperatura local, porque tanto los humanos como el ecosistema natural tendrán que adaptarse a esto, por lo que en las regiones donde hay menos variaciones, un extremo absoluto más pequeño puede tener efectos más dañinos”, indicó Thompson.

El estudio además identificó otras cinco olas de calor en todo el mundo que fueron aún más graves, pero que apenas tuvieron repercusión en los medios. Para ello, se calculó cómo eran de extremas las olas de calor en relación con las estadísticas locales, mostrando que las tres más calientes y extremas de la historia reciente se localizaron en el sudeste asiático en abril de 1998, en Brasil en noviembre de 1985, y en el sur de EE.UU. en julio de 1980.

Olas de calor más frecuentes e intensas por el cambio climático

El equipo de científicos también analizó diversas proyecciones de modelos climáticos para anticipar las tendencias de las olas de calor en el resto de este siglo. Los niveles indicados por el modelado de la intensidad de las olas de calor aumentarán en consonancia con el aumento de las temperaturas globales.

Muchas de las olas de calor identificadas han pasado desapercibidas al haber afectado a países en vías de desarrollo. El cambio climático también es un problema de salud global.

"El cambio climático es uno de los mayores problemas de salud global de nuestro tiempo, y hemos demostrado que muchas olas de calor fuera del mundo desarrollado han pasado en gran medida desapercibidas”, advierte Dann Mitchell, coautor del trabajo. “La carga del calor sobre la mortalidad a nivel de país puede ser de miles de muertes, y los países que experimentan temperaturas fuera de su rango normal son los más susceptibles a estas variaciones”.