tiempo.com

La OMM prevé temperaturas anuales récord en los próximos 5 años

Nuevos datos climáticos concluyen en pronósticos alarmantes. Nos acercamos más rápido de lo previsto al objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París.

OMM cambio climático calentamiento global
El aumento de temperaturas significa más deshielo, mayor nivel del mar y más olas de calor y fenómenos meteorológicos extremos de diversa índole.

Según lo informado este jueves por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), nos encaminamos a un periodo de temperaturas muy elevadas en el planeta en los próximos cinco años, con alta probabilidad de registrarse nuevos récords.

Muchas conclusiones fueron obtenidas por la OMM en base a nuevos datos climáticos, los cuales forman parte de la publicación “Global Annual to Decadal Climate Update” (Boletín sobre el clima mundial anual a decenal), elaborada por la Oficina Meteorológica del Reino Unido, el centro de referencia para ese tipo de predicciones.

Entre ellas, se alerta de que existe un 90% de probabilidades de que al menos un año del período comprendido entre 2021 y 2025 se convierta en el más cálido jamás registrado, desbancando así a 2016 del primer puesto.

A su vez, hay aproximadamente un 40% de probabilidades de que, por lo menos en uno de los próximos cinco años, la temperatura media anual del planeta supere transitoriamente el umbral crítico de 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales. Y, además, esas probabilidades aumentan con el paso del tiempo.

Se destaca también que en este lustro, es probable que las regiones de latitudes altas y el Sahel reciban más precipitaciones, y hay más posibilidades de que aumente la cantidad de ciclones tropicales en el Atlántico en comparación con el pasado reciente (valor definido como la media del período 1981-2010).

Nos acercamos rápidamente al objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París

El Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, aseguró que "el aumento de las temperaturas significa más deshielo, mayor nivel del mar, más olas de calor y fenómenos meteorológicos extremos de diversa índole, así como mayores repercusiones en la seguridad alimentaria, la salud, el medioambiente y el desarrollo sostenible".

Agregó que "este estudio de alto nivel científico muestra que nos estamos acercando de forma cuantificable e inexorable al objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Es una nueva llamada de atención sobre la necesidad de acelerar la adopción de compromisos mundiales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr la neutralidad en carbono", explicó el profesor Taalas. "Hoy en día, los avances tecnológicos permiten seguir el rastro de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta sus fuentes para así poder orientar con precisión las medidas de reducción”.

El renombrado objetivo del Acuerdo de París consiste en mantener el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento a 1,5 °C. No obstante, los compromisos nacionales de reducción de emisiones (las denominadas contribuciones determinadas a nivel nacional) están actualmente muy por debajo de lo necesario para alcanzar ese objetivo.