Rodillos de nieve

La naturaleza elástica de la nieve hace que a veces, principalmente por la acción del viento, la capa superficial del manto nivoso forme unos llamativos rodillos rodantes.

La nieve, una vez que se deposita en el suelo forma un manto que va evolucionando en el tiempo, transformándose y formando un conjunto de capas que presentan distintas características. En ocasiones, la más superficial, es capaz de deslizarse sobre la que tiene por debajo, de hielo más endurecido, o bien por la acción del viento, por efecto de una pendiente, o por una combinación de ambos factores, lo que da como resultado la formación de un llamativo rodillo, con un agujero en su parte inferior.

Esta entrada se publicó en Vídeos en 13 Jun 2019 por Jose Miguel Viñas