tiempo.com

Plásticos y cosméticos relacionados con el riesgo de muerte prematura

La exposición diaria a los productos químicos utilizados en la fabricación de envases de plástico para alimentos y cosméticos puede causar hasta 100.000 muertes prematuras entre las personas mayores en los Estados Unidos anualmente, encontró un estudio publicado el martes por Environmental Pollution

Plásticos almacenados después de usarse. PXHERE

De más de 5,000 adultos de entre 55 y 64 años, aquellos con las concentraciones más altas de sustancias químicas llamadas ftalatos en la orina tenían más probabilidades de morir de enfermedades cardíacas que aquellos con menor exposición, mostraron los datos.

Además, las personas de este grupo de alta exposición tenían más probabilidades de morir por cualquier causa que las de los grupos de baja exposición, dijeron los investigadores. Sin embargo, los altos niveles de sustancias químicas tóxicas en la orina no parecían aumentar el riesgo de muerte por cáncer, dijeron.

"Nuestra investigación sugiere que el costo de esta sustancia química en la sociedad es mucho mayor de lo que pensamos", dijo el coautor del estudio, el Dr. Leonardo Trasande, en un comunicado de prensa.

"La evidencia es innegablemente clara de que limitar la exposición a los ftalatos tóxicos puede ayudar a salvaguardar el bienestar físico y financiero de los estadounidenses", dijo Trasande, quien es director del Centro para la Investigación de Riesgos Ambientales en NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York.

Las muertes causadas por altos niveles de exposición a los ftalatos generan hasta $ 47 mil millones en costos de atención médica y pérdida de productividad, según Trasande y sus colegas.

Los ftalatos representan un peligro potencial para la salud humana porque los químicos pueden interferir con la función de las hormonas, los compuestos de señalización producidos en las glándulas que circulan para influir en los procesos en el cuerpo, según una investigación.

Se cree que la exposición ocurre a través de la acumulación de estas toxinas a medida que los productos de consumo se descomponen y se ingieren, y la exposición está relacionada con la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas, así como con los trastornos de salud mental, sugieren los estudios.

Para este estudio, Trasande y sus colegas analizaron datos sobre los niveles de ftalatos encontrados en muestras de orina obtenidas de adultos que participaron en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de EE. UU. de 2001 a 2010, una evaluación continua de la salud dirigida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los investigadores también utilizaron datos de la base de datos Wonder de los CDC, la Oficina del Censo de EE. UU. y modelos de estudios anteriores para estimar el costo económico de la muerte prematura en adultos de 55 a 64 años, un grupo que dijeron es particularmente vulnerable a la exposición a los ftalatos.

Sin embargo, los hallazgos no establecen una asociación directa de causa y efecto entre la exposición a los ftalatos y la muerte prematura, en parte porque el mecanismo biológico específico que explicaría la conexión sigue sin estar claro, dijeron.

Los investigadores dijeron que planean estudiar más a fondo el papel que estos químicos pueden desempeñar en la regulación hormonal y la inflamación en el cuerpo.

"Nuestros hallazgos revelan que el aumento de la exposición a los ftalatos está relacionado con la muerte prematura, particularmente debido a una enfermedad cardíaca", dijo Trasande.

"Hasta ahora, hemos entendido que las sustancias químicas se relacionan con la enfermedad cardíaca y, a su vez, la enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte, pero aún no habíamos vinculado las sustancias químicas a la muerte", dijo.

Referencia

Deaths linked to ‘hormone disruptor’ chemical costs billions in lost US productivity. October 12, 2021: NYU Langone Health / NYU Grossman School of Medicine.
https://www.sciencedaily.com/r...

Esta entrada se publicó en Reportajes en 23 Oct 2021 por Francisco Martín León