Mejor comprensión del ciclo global del carbono

Los sedimentos marinos juegan un papel crucial en el ciclo global del carbono debido al consumo de oxígeno y a la respiración del CO2 de los organismos que viven dentro y sobre el lecho oceánico

Francisco Martín León Francisco Martín León 09 Nov 2019 - 01:00 UTC
Diagrama del ciclo rápido del carbono, tanto sobre suelos (izquierda) como en los océanos (derecha). Adaptado del Sistema de Información de Investigación Ambiental y Biológica del DOE de EEUU. FUENTE: © NASA Earth Observatory

Los sedimentos marinos juegan un papel crucial en el ciclo global del carbono debido al consumo de oxígeno y a la respiración del CO2 de los organismos que viven dentro y sobre el lecho oceánico. Para ayudar a predecir la cambiante contribución de esta respiración al ciclo del carbono en un mundo que se está calentando, investigadores del instituto NIOZ (Royal Netherlands Institute of Sea Research) y de varias universidades de Taiwán, han compilado la mayor base de datos de acceso abierto disponible sobre el consumo de oxígeno y la respiración de CO2 de la comunidad de los sedimentos marinos. El trabajo se ha publicado en la revista Nature Scientific Data.

Los océanos interpretan un papel importante en el ciclo global del carbono, ya que casi el 98% del CO2 se disuelve en el agua marina. Además, el encierro del carbono en el lecho del mar es un componente importante el citado ciclo. Según el profesor Gert-Jan Reichart, un conocimiento en profundidad de los procesos implicados y a qué ritmo se producen ayuda a otros científicos a predecir los escenarios futuros sobre los cambios en marcha en el clima y los océanos.

Los sedimentos en el fondo de los océanos albergan organismos como las algas, que producen materia orgánica, pero también reciben material orgánico que es formado por el fitoplancton en la superficie oceánica y que se hunde hasta el lecho marino. Parte del material orgánico queda enterrado y funciona como un sumidero para el carbono a lo largo de escalas de tiempo geológicas, extrayendo el carbono del ciclo del carbono durante millones de años. Sin embargo, la mayor parte del carbono orgánico es respirado de nuevo como CO2 por parte de microorganismos y animales que viven en los primeros 10 a 50 cm del sedimento.

El consumo de oxígeno de la comunidad del sedimento, o dicho de otro modo, la respiración del CO2 de los organismos que viven dentro y sobre el lecho marino, está considerada una buena indicación para entender la degradación de la materia orgánica y para medir el flujo de esta hacia el lecho marino. Estas tasas se verán probablemente afectadas por el cambio climático, por lo que es necesario entenderlas bien para poder predecir su contribución al ciclo del carbono en un mundo más cálido. Es por eso que los científicos compilaron la base de datos de acceso libre más grande sobre la actividad de respiración de CO2 y consumo de oxígeno en estas zonas.

Equipos para mediciones en el lecho marino. Fotografía: Dr Johannes Lemburg. © Alfred Wegener Institute

La base de datos (con 3.500 entradas), que se ha nutrido de la literatura científica, muestra que la mayor parte de las mediciones fueron realizadas en las zonas más al norte del Pacífico, el Atlántico y el océano Ártico. Del hemisferio sur, en cambio, se tienen pocas muestras y se sabe muy poco sobre la respiración de los organismos sedimentarios en el océano Índico. El trabajo ayudará pues a planificar futuras campañas para rellenar aquellos puntos del mapa que carecen de ellas, ayudando así a mejorar nuestra comprensión del ciclo del carbono en esas áreas.

NCYT (Noticias de Ciencia y Tecnología)

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con Ciclo del carbono, CO2, en 09 Nov 2019 por Francisco Martín León
Publicidad