Más sobre los “rayos” detectados cerca del Polo Norte

Interesantes reflexiones del meteorólogo de Wunderground Bob Henson sobre los presuntos rayos detectados recientemente cerca del Polo Norte el 10 de agosto de 2019

Francisco Martín León Francisco Martín León 19 Ago 2019 - 02:00 UTC
Captura del tuit del NWS Fairbanks del 10 de agosto de 2019 que hacía referencia a descargas eléctricas detectadas cerca del Polo Norte

Las redes sociales se llenaron de mensajes cuando se informó de un total de 48 “rayos” habían sido detectados al norte de los 85 ° N de latitud, o dentro de unas 500 km/ 300 millas del Polo Norte el 10 de agosto de 2019.

Los rayos y descargas eléctricas provienen de tormentas eléctricas elevadas y de baja altura que ocasionalmente aparecen sobre el Ártico, pero rara vez tan cerca de 90 ° N. Las tormentas elevadas se desarrollan cuando el aire húmedo e inestable se encuentra por encima del aire más frío y estable cerca de la superficie. En este caso, una oleada de aire cálido se extendió hacia el Polo Norte, sobre un aire mucho más frío, justo por encima del Océano Ártico central cubierto de hielo.

Resulta que no todos estas descargas eléctricas fueron rayos propiamente dichos que alcanzaron la superficie. Las descargas generalmente se clasifican como destellos entre nubes (IntraCloud, IC) o de nube a tierra (Cloud-to-Ground, CG). Solo los últimos alcanzan la superficie, en este caso zonas del Ártico. Las descargas IC se reproducen por encima del nivel del suelo.

¿Cómo se detectaron?

La detección de descargas en general cerca del Polo Norte fue realizada por el sistema de monitoreo patentado GLD360 implementado por Vaisala. Este sistema terrestre es distinto de los sensores de rayos satelitales de la NASA, cuya cobertura no se extiende a los polos norte y sur del planeta.

GLD360 detecta la señal electromagnética producida por las descargas y los rayos en todo el mundo, estimando la corriente máxima y la polaridad de cada descarga. Más recientemente, GLD360 ha comenzado a dividir las descargas en los tipos IC y CG (rayo).

Vídeo de Vaisala sobre GLD360

Una situación importante por el número

Lo más impresionante de este evento no es que se hayan detectado relámpagos tan cerca del Polo Norte, sino que hayan sido tantos. Considere la breve historia de la detección de rayos en esta parte más septentrional del mundo, tal como se resume para la Wunderground Cat6 por el investigador / ingeniero de Vaisala Ryan Said, desarrollador del sistema GLD360.

Desde que comenzaron las observaciones en 2012, según Said, solo se detectaron tres eventos de rayos anteriores al norte de 85 ° N, y produjeron un total de solo nueve destellos. En comparación, el fin de semana de agosto de 2019 se detectaron un total de 48 descargas a esa región. Todos menos siete de ellos eran CG, rayos propiamente dicho, según Said.

En el área más grande al norte de 80 ° N, un verano típico se generan solo de dos a cinco eventos, con varias docenas de destellos en total. Ningún evento registrado ha producido más de 50 descargas hasta julio de 2018, cuando se observaron más de 300 descargas en un solo día. El fin de semana pasado de agosto de 2019, se detectaron más de 1000 flashes o descargas. Alrededor del 80% de estos eran CG, rayo, dijo Said a la Wunderground Cat 6.

Texto del meteorólogo de WU, Bob Henson

Esta entrada se publicó en Actualidad y está etiquetada con rayo, descarga eléctrica, Polo Norte, Vaisala, en 19 Ago 2019 por Francisco Martín León
Publicidad