tiempo.com

Más de un mes sin tormentas tropicales y huracanes en el Atlántico

Durante más de un mes, desde inicio de julio hasta el15 de agosto de 2022, no ha habido tormentas tropicales y huracanes en el Atlántico, en una estación de que se supone más activa de los normal ¿Qué esta pasando este año en el Atlántico norte?

Imagen infrarroja de una parte del Atlántico a fecha de 15 de agosto de 2022 05_30 UTC y la zona vigilada por el NHC. Meteored

El Atlántico está pasado una "sequía" de ciclones tropicales nombrados después de que la tormenta tropical Colin muriera frente a las costas del este de los EEUU., allá por el 3 de julio. Después de esa fecha el NHC ha vigilado a varias zonas de bajas presiones tropicales asociadas a una onda del este africana, un seno de bajas presiones en el Golfo de México y alguna más. Ahora una amplia baja tropical sin organizar, al este de Cuba, es vigilada por el NHC.

Desde el inicio de la temporada, solo tres tormentas tropicales se han formado: Alex, Bonnie y Colin.

Actividad climatológica de tormentas tropicales y huracanes en el Atlántico. NOAA NWS

A fecha del 15 de agosto debería haber un repunte de la actividad, desde el punto de vista climatológico, hasta alcanzar el máximo a primeros de septiembre, bajo el influjo positivo de un evento de La Niña que favorece el desarrollo de tormentas tropicales al disminuir la cizalladura vertical del viento en el Atlántico.

Razones de la inactividad tropical organizada

Aunque las tendencias y predicciones apuntan a una temporada algo más activa de lo normal, según los expertos del NWS-NHC apuntan que una temporada promedio hasta la fecha habría producido solo cuatro tormentas tropicales a mediados de agosto, por lo tanto con tres en 2022, se estaría un poco por de bajo de la media. A partir de ahora, debería haber un aumento de la actividad tropical.

Algunos expertos en meteorología tropical apuntan a las frecuentes intrusiones de aire seco (SAL por sus siglas en inglés) en la zona de generación de ondas tropicales del este desde África durante este año como el principal inhibidor de desarrollos posteriores.


Las irrupciones de aire seco tienden a crear un ambiente poco proclive al desarrollo y organización de estas ondas, que son gérmenes de futuras tormentas tropicales y huracanes en el Atlántico.

Este hecho de "sequía" de tormentas tropicales en julio e inicios de agosto se ha dado en otras ocasiones y no implica necesariamente una estación poco activa de huracanes cuando termine oficialmente el 30 de noviembre. Según los expertos, hay que estar atentos a lo que nos depare este 2022. Así por ejemplo, 2019, 1999, y 1998 fueron años que empezaron muy tranquilos y finalizaron con mucha actividad de tormentas tropicales y huracanes.

Ahora, la irrupción de este aire hostil, seco, va a dar un respiro en un entorno de baja cizalladura y cuando las temperaturas del agua del mar presentan altos valores y anomalías cálidas significativas.

Zona vigilada por el NHC a fecha de 15 de agosto de 2022

Según el NHC, una amplia depresión tropical continúa produciendo una gran área de chubascos y tormentas desorganizadas sobre el Atlántico central a varios cientos de kilómetros al sur-sureste de las Bermudas.

Zonas monitorizadas por el NHC a 5 días y asociada a la baja tropical en formación. NHC

El desarrollo de este sistema debe ser lento debido a condiciones ambientales desfavorables, mientras la perturbación se mueve lentamente hacia el norte-noroeste o hacia el norte durante los próximos días.

* Probabilidad de formación en 48 horas... baja... 10 por ciento.
* Probabilidad de formación en 5 días... baja... 10 por ciento.

Queda mucho para la estación en curso y esto solo ha empezado. Atentos.

Esta entrada se publicó en Actualidad en 15 Ago 2022 por Francisco Martín León