Marruecos húmedo y seco

Un astronauta a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEE, o ISS en inglés) tomó esta fotografía oblicua mientras miraba a través de Marruecos, donde el Mar Mediterráneo se encuentra con el Océano Atlántico en el Estrecho de Gibraltar

Francisco Martín León Francisco Martín León 25 Mar 2019 - 18:15 UTC

La pieza central de la imagen son las montañas del Atlas, que se extienden 2.500 kilómetros a través de Marruecos, Argelia y Túnez.

Los vientos del oeste del Océano Atlántico llevan humedad a la región, pero las montañas actúan como una barrera contra el tiempo y el clima entre las praderas costeras y los humedales y el Desierto del Sahara. La cordillera del Atlas causa un efecto de sombra de lluvia, que evita que las áreas más allá de las montañas reciban mucha lluvia. Durante los meses de invierno, los picos más altos de las montañas del Atlas se encuentran entre las pocas partes de África para ver la nieve.

Las regiones más húmedas a lo largo de la costa marroquí incluyen muchos “Humedales de Importancia Internacional” de Ramsar, que sirven como sitios de invernación para las aves acuáticas migratorias.

Más allá de las montañas, el clima seco de los desiertos de Marruecos crea un paisaje ventajoso para la caza de meteoritos. Los fuertes vientos y la falta de cobertura vegetal exponen los meteoritos y cráteres de color oscuro, que se destacan contra la arena de color claro. El clima seco preserva las rocas extraterrestres mucho mejor que un clima húmedo.

Una de las rocas espaciales más conocidas en Marruecos es el meteorito Tissint que cayó a la Tierra en 2011. Este meteorito marciano y prístino muestra evidencia de meteorización acuosa, lo que sugiere la presencia de agua líquida, y contiene elementos químicos que se originan en el suelo de Marte.

La fotografía de astronauta ISS058-E-11388 fue adquirida el 8 de febrero de 2019, con una cámara digital Nikon D5 con una lente de 58 milímetros y es proporcionada por la Instalación de Observaciones de la Tierra de la tripulación de la ISS y la Unidad de Teleobservación y Ciencia de la Tierra, Centro Espacial Johnson. La imagen fue tomada por un miembro de la tripulación de la Expedición 58. Leyenda de Sarah Deitrick, Jacobs, contrato de JETS en NASA-JSC.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Fotos y animaciones y está etiquetada con Marruecos, Atlas, en 25 Mar 2019 por Francisco Martín León
Publicidad