¡Los alienígenas están llegando! o ¿No?

Nubes de colores pueblan las zonas de latitudes del norte y muchos residentes las confunden con ovnis

Francisco Martín León Francisco Martín León 11 Abr 2019 - 22:45 UTC
Cohetes de investigación vierten productos químicos en las luces del norte, auroras, y dejan señales singulares

La noche del 5 de abril de 2019 en Noruega, los investigadores del Centro Espacial de Andøya lanzaron dos cohetes sondeadores hacia una tormenta geomagnética menor.

Los resultados estaban fuera de este mundo. Las fotos de manchas brillantes de azul y púrpura causadas por los cohetes que arrojaban polvos químicos a la tormenta geomagnética se pueden ver en este vídeo:

Las extrañas luces tomaron por sorpresa a los residentes durante cientos de kilómetros, lo que provocó llamadas a la policía: ¡Los alienígenas están llegando!

Cuando comenzó la noche una exhibición de auroras tuvo lugar, encendidas por una corriente de viento solar que azotaba el campo magnético de la Tierra. Pero, cuando las auroras comenzaron a disminuir, desde Andøya se lanzaron sus cohetes hacia las luces ya apagadas. El espectáculo comenzó de nuevo cuando los cohetes lanzaron su carga útil a la atmósfera superior.

Una cámara web automatizada operada por Chad Blakely de Lights over Lapland en Abisko, Suecia, captó las primeras descargas de pólvora que emergían de los cohetes. Parecía una invasión de ovnis.

Pronto, las burbujas brillantes se convirtieron en estructuras más complicadas, como dos calamares gigantes bailando en el cielo del norte con una impresionante pantalla de auroras como telón de fondo. Estas imágenes son, por mucho, las más emocionantes que haya visto en mi vida.

El nombre de la misión de los cohetes lanzados es AZURE, abreviatura de Auroral Zone Upwelling Rocket Experiment. Su objetivo es medir los vientos y las corrientes en la ionosfera, una capa con carga eléctrica de la atmósfera de la Tierra donde aparecen las auroras. Específicamente, los investigadores están interesados en descubrir cómo la energía auroral podría filtrarse hacia la Tierra para influir en la atmósfera inferior.

Nubes de colores

Los cohetes gemelos desplegaron dos marcadores químicos: trimetil aluminio (TMA) y una mezcla de bario / estroncio. Estas mezclas crean nubes coloridas que permiten a los investigadores rastrear visualmente el flujo de partículas neutrales y cargadas, respectivamente.

Según la NASA, que financió la misión, los productos químicos no representan un peligro para los residentes de la región.

Spaceweather NASA

Esta entrada se publicó en Fotos y animaciones y está etiquetada con Aurora, Nubes de colores, Luces del norte, en 11 Abr 2019 por Francisco Martín León
Publicidad