tiempo.com

Las sequías amenazan el desarrollo sostenible

Exacerbadas por la degradación de la tierra y el cambio climático, las sequías están aumentando en frecuencia y gravedad, hasta un 29 % desde 2000, con 55 millones de personas afectadas cada año

17 de junio Día Internacional contra la Desertificación y la Sequía

Cuando más de 2300 millones de personas ya enfrentan estrés hídrico, este es un gran problema. Ningún país es inmune.

Este año, el tema del Día Internacional contra la Desertificación y la Sequía , el 17 de junio, es "Resurgir juntos de la sequía". Enfatiza la necesidad de una acción temprana para evitar consecuencias desastrosas para la humanidad y los ecosistemas planetarios.

Contra la Sequía

La OMM está a la vanguardia de las iniciativas para hacer frente a la sequía de manera proactiva e integrada. La OMM y la Asociación Mundial para el Agua (GWP) copatrocinan el Programa de Gestión Integrada de la Sequía (IDMP) y se asocian con unas 40 organizaciones asociadas. IDMP ha desarrollado los tres pilares de la gestión integrada de sequías: 1) monitoreo y alerta temprana de sequías, 2) evaluación de riesgos y vulnerabilidad de sequías y 3) mitigación de riesgos, preparación y respuesta.

En términos más generales, la OMM está trabajando para ampliar la cobertura de los servicios de alerta temprana, incluso para inundaciones repentinas y sequías y tormentas de arena y polvo, y para fortalecer el sistema de observación hidrológica como parte de una Coalición por el Agua y el Clima más amplia.

Día de la desertificación y la sequía

Los desafíos están creciendo.

“Ha habido una disminución de la humedad del suelo en muchas partes del mundo y eso es muy llamativo cuando se trata de la producción agrícola. Hemos visto un aumento en el derretimiento de los glaciares, lo que significa que estamos recibiendo menos agua dulce en los ríos. Hemos visto cambios en los patrones de lluvia. Algunas partes del mundo se están volviendo más secas y otras más con problemas de inundaciones”, dice el Secretario General de la OMM, Prof. Petteri Taalas.

Las sequías recientes apuntan a un futuro precario para el mundo. La escasez de alimentos y agua, así como los incendios forestales causados por la severa sequía, se han intensificado en los últimos años”, dice Ibrahim Thiaw, Secretario Ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Desertificación y la Sequía.

España organiza un encuentro

El evento de este año es organizado por el gobierno de España. España, como toda la región mediterránea, es vulnerable a la sequía, la escasez de agua y los impactos relacionados con el cambio climático. Este año no es la excepción. La península ibérica se ha visto afectada esta semana por una ola de calor inusualmente temprana e intensa que se está extendiendo desde el norte de África a través de Europa.

El servicio meteorológico e hidrológico nacional español AEMET dijo que las temperaturas en el interior del país han superado los 40°C. Las altas temperaturas y la sequía se combinan en un riesgo de incendio extremo para gran parte de España y parte de Portugal. El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA) reportó el mes de mayo más cálido desde 1931 y la grave situación de sequía afecta al 97% del territorio.

Francia vio su mayo más cálido y seco registrado. Grandes áreas desde el sureste de Europa Central hasta el noroeste del Mar Negro también están sufriendo sequías.

Al otro lado del Atlántico, gran parte del oeste de EE. UU. se enfrenta al segundo o tercer año consecutivo de sequía (dependiendo de la región), con temores de un creciente estrés hídrico de cara a la temporada de verano. Los dos embalses más grandes de EE. UU., el lago Mead y el lago Powell, en Arizona, se encuentran actualmente en los niveles más bajos desde que se llenaron: ambos están justo por debajo del 30 % de su capacidad, según el Monitor de sequía de EE. UU.

Las agencias meteorológicas, incluida la OMM, y los socios humanitarios han emitido una alerta conjunta de que la amenaza de hambruna en África Oriental se avecina después de cuatro temporadas de lluvias fallidas y que la situación empeorará. La actual sequía extrema, generalizada y persistente de varias estaciones que afecta a Somalia, las tierras áridas y semiáridas de Kenia y las áreas de pastoreo del este y sur de Etiopía que reciben belgas, no tiene precedentes. Han fallado cuatro temporadas de lluvias consecutivas, un evento climático que no se veía en al menos 40 años.

Los últimos pronósticos estacionales a largo plazo, respaldados por un amplio consenso de expertos meteorológicos, indican que ahora existe un riesgo concreto de que la temporada de lluvias de octubre a diciembre (OND) también pueda fallar. De materializarse estos pronósticos, la ya severa emergencia humanitaria en la región se profundizaría aún más, dijo.

Los detalles sobre el Día de la Desertificación y la Sequía están aquí.

16 junio 2022

OMM

Esta entrada se publicó en Noticias en 17 Jun 2022 por Francisco Martín León